Savile Row, el traje en su máxima expresión

Savile Row, el traje en su máxima expresión

La calle Savile Row se encuentra situada en el barrio de Mayfair, perteneciente a Westminster, el distrito más señorial y distinguido de Londres. En Mayfair se encuentran las tiendas de moda más lujosas de Londres (especialmente en Bond Street) y la embajada de los Estados Unidos. La calle Savile Row es mundialmente conocida por sus tradicionales sastrerías de trajes a medida (bespoke). La calle también es conocida como the golden mile of tailoring (la milla de oro de la sastrería).

La ilustre calle fue construida entre 1731 y 1735. Su nombre hace honor a Lady Dorothy Savile, esposa del arquitecto Lord Burlington. Inicialmente la calle fue ocupada por oficiales militares y sus familias. A principios del siglo XIX la aristocracia londinense concedió una enorme importancia al vestuario con George ‘Beau’ Brummell al frente como modelo del caballero bien vestido y elegante y que dió origen al término ‘dandi’. Brummell hizo que muchos sastres se congregaran en una zona próxima, Burlington Estate, en particular en Cork Street. En esos primeros años (1803) algunos de estos sastres no tardaron mucho en ocupar locales en la próxima Savile Row. En 1846 un sastre llamado James Poole abre una segunda entrada a la heredada sastrería de su difunto padre (Henry Poole) y se le acredita como el fundador de Savile Row. Desde entonces Savile Row ha sabido conservar hasta nuestros días la esencia de esos primeros sastres.

Las sastrerías están localizadas en hermosas y cuidadísimas casas del siglo XVIII. Los pisos superiores de algunas de estas casas albergan distinguidas galerías de arte como las que se pueden encontrar en el Nº11 de Savile Row; Laurent Delaye Gallery y Matthew Bown Gallery.

Cada sastrería tiene su particular e interminable lista de personalidades a las que han tenido el honor de realizar al menos un traje. Savile Row ha contado siempre con los clientes más distinguidos y conocidos de cualquier ámbito de la sociedad y la cultura del mundo. En los últimos dos siglos, prácticamente toda la realeza europea ha pasado por esta calle: El Príncipe Carlos de Inglaterra, Alberto de Mónaco, Napoleón III. Políticos como Winston Churchill, Charles de Gaulle. Ilustres personalidades de la historia como el mismo Lord Nelson. Hasta figuras míticas del deporte como Mohammad Ali o actores como Fred Astaire, Roger Moore, Rodolfo Valentino, Jude Law o Daniel Craig. Todos han sucumbido a la biblia del vestir y la elegancia que es Savile Row.

En 2004 se funda la Savile Row Bespoke Association para proteger y desarrollar el arte del traje hecho a medida (bespoke) tal y como se realiza en Savile Row. Entre sus miembros se incluyen: Henry Poole & Co, Davies & Sons, Dege & Skinner, Richard Anderson, Richard James, Anderson & Sheppard, Gieves & Hawkes, Hardy Amies y Ozwald Boateng.

A continuación citamos una relación de algunas de las mejores sastrerías de Savile Row:

  • Henry Poole & Co (Nº15). Desde 1806. Acreditados fundadores de Savile Row.
  • Davies and Son (Nº38). Fundada en 1803. Realiza los uniformes originales para la policía británica.
  • Gieves & Hawkes (Nº1). La más antigua y tradicional. Fundada en 1771.
  • Hardy Amies (Nº14). Modisto oficial de la Reina Isabel II entre 1955 y 1990.
  • Dege & Skinner (Nº10). Especializados en la realización de uniformes militares para muchos regimientos británicos.
  • Norton & Sons (Nº16). Sus trajes se exhiben en el Musee de la Mode en París.
  • Ozwald Boateng (Nº12). La nueva generación de bespoke.
  • Comelie London (Nº12) Más de 8.000 tejidos a su disposición en una de las sastrerías más lujosas.
  • Huntsman & Sons (Nº11) Desde 1849. Cuenta con varios Royal Warrant por haber servido a Reyes y Reinas.

En la actualidad las sastrerías de Savile Row realizan alrededor de 10.000 trajes al año y tienen, entre todas ellas, una facturación de unos 30 millones de euros. Los precios medios de un traje en una de estas sastrerías oscilan entre los 1.500 y 3.000 euros.

Se podrían relatar muchas historias y curiosidades de esta afamada calle británica pero les mencionaré solo una. En el número 3 de Savile Row los famosos The Beatles tenían su ‘cuartel general’ llamado Apple Corps. Un motivo más para acercarse a Savile Row si van a Londres.

Savile Row, el traje en su máxima expresión Historia de Savile Row (en inglés)
Savile Row, el traje en su máxima expresión Savile Row. vídeo (en inglés)
Savile Row, el traje en su máxima expresión Savile Row. Localización en Google Maps

Array

104 Opiniones

  1. RodericusRodericus  3/01/2010

    Buenos días. Aprovechando la ocasión, me gustaría pediros vuestra opinión: consideráis apropiado para un novio llevar un traje gris marengo de raya diplomática, acompañado de su correspondiente chaleco en la misma tela que el traje? Había pensado dar un toque de color con la corbata y el pañuelo…
    algo así:
    http://www.tenerclase.com/wp-content/uploads/2009/07/clive2.jpg
    Por otro lado me gustaría llevar zapatos en tono marrón muy oscuro…
    ¿qué opinais?

  2. OscarOscar  17/04/2011

    Interesante aportación. En mi humilde opinión Henry Poole & Co y Gieves & Hawkes son las 2 sastrería con más “caché” de Savile Row.

    Los precios me parecen demasiado ajustados. Dice el artículo que van de 1.500€ a 3.000€, cuando en la práctica, es raro el traje que baja de 2.500€ en sastrería artesanal en cualquier sastrería de esa calle.

    Se ha obviado el Showroom de Scabal donde también ofrecen una medida artesanal muy interesante : http://www.scabal.es/scabal_n12.html

    Si bien es cierto que ofrecen una Confección a Medida muy depurada y a un precio medio en este caso si de unos 1.500€. Aunque su punto fuerte como todo el mundo sabe son los tejidos siendo uno de los 3 fabricantes de lujo del momento.

    En cuanto al Prêt-à-Porter coincido en que pagar 3.500€ por un Kiton o un Brioni me parece exacerbado. Bién es cierto que muchas partes de su confección requieren un trato manual (entretelado de cuello con lino, ojales, y parte del corte). No obstante ni siquiera un traje 100% artesanal hecho por los mejores sastres de nuestro país alcanzan el precio de estas “marcas italianas” en los mismos tejidos.

    Con lo cual, se sobreentiende que se está pagando por la marca. Yo sinceramente prefiero siempre pagar por la calidad que por la marca. Para más inri, el lujo no es otra cosa que al capacidad de elección, y el Prêt-à-Porter no dejan de ser colecciones. Nunca me ha gustado la compra impuesta por series de confección, por buenos que sean los tejidos o patrones, el Bespoke y al alta sastrería son otro cantar.

    Y aún así, a un precio como hablamos más económico en algunos casos.

    Zegna, Corneliani, Pal Zileri, lanvin etc… es otro producto, que por su relación calidad-precio tienen más coherencia.

    No obstante, como apuntaba más arriba creo fielmente en que :

    “Clothing says a lot about its wearer. A suit should never be chosen merely to have an imposing presence, one should choose it to reflect oneself. Choice is the real expression of luxury”

    Un saludo!

  3. OscarOscar  26/04/2011

    @Rodericus,

    Si bien como se suele decir “para gustos colores”, y según el tipo de boda nadie vaya a percatarse de si llevas un traje que cumpla las normas del buen vestir para un novio, mi humilde opinion es que un traje de raya diplomática es inadecuado para un novio.

    Todo lo que sean vistas, espigas, cuadros, mil puntos etc…es decir, cualquier dibujo de trama que no sea liso, me resulta inapropiado.

    Una boda no deja de ser un acto de ceremonia, y en el caso del novio, el liso para mi es obligatorio. Si quieres huir del negro, porque no un azul noche muy oscuro? o incluso porque no un gris marengo también muy oscuro. Si vas a ir de chaqué ahi ya puedes jugar bastante más y atreverte incluso con un tono claro, algo original y atrevido, pero puede quedar muy bonito si sabes combinarlo.

    Puedes darle nota de color no solo con la corbata, gemelos, pañuelo, flor en el ojal de la solapa….sino tambien con un buen chaleco de lino o un fresco de verano en lana.

    Quizás yo sea demasiado clásico, o prefiero el corte clásico y elegante inglés al italiano.

    Pero en mi opinión incluso los lisos con brillos, exceso de seda (o en la mayoría de los casos, fibras sinteticas), ya son algo que no concibo para una boda.

    Yo no me pondría un traje diplomático si fuese el novio, por muy difuminada que sea la raya.

    Saludos!

  4. [...] estrella, vendedores de TI, agencias de viajes de negocios, vendedores de yates o sastres de Savile Row) lo que significa que el humo que aparecía sobre el Valhalla del valor en riesgo [...]

Deja tu opinión