Consejos para la iluminación de tu casa

Consejos para la iluminación de tu casa

En una casa cuidada y confortable encontramos unos puntos clave que hay que tener en cuenta. Pueden variar en gustos y necesidades de los que la habiten pero, quizá, uno de los más importantes, sino el más importante, sea la iluminación. Porque, ¿a quién no le gusta tener una casa luminosa? Y cuando la iluminación depende de la luz artificial es importante cuidar los detalles para crear los ambientes lo más agradables posibles.



Por ejemplo, no será lo mismo la iluminación de la habitación que del salón principal. Ni siquiera dentro de la misma estancia tendremos los mismos puntos de luz. Necesitaremos crear diferentes ambientes para distintos momentos del día o diferentes rutinas.

Por tanto, vamos a ver unos cuantos tips sobre iluminación que convertirán una casa en un hogar muy especial.

Tips para la iluminación de la casa

Luz como elemento decorativo

¿Cuántas veces no encontramos unas horribles lámparas en las casas? En muchas ocasiones, sería mejor encontrar una bombilla colgando que una vieja lámpara sin ningún gusto. No debemos olvidar que una lámpara es un elemento importante para la decoración de una estancia. Si buscamos en Lámparas en Línea podemos encontrar lámparas de diseño que convierten una habitación en un lugar único y lleno de estilo.

Podemos encontrar cualquier tipo de lámpara sin tener que renunciar al diseño. Lámparas de techo, de suelo, de pared, de mesita y un sinfín de diseños innovadores que combinan con estancias que no podríamos ni imaginar. Lámparas ampulosas o minimalistas, cualquiera que sea nuestra elección.

Toque de color

A veces, encontramos un mobiliario muy sobrio. Así que podemos aprovechar a utilizar las lámparas de la estancia para dar un toque de color o un toque de contraste a la estancia.

Apliques de pared para bajar contrastes

En muchas ocasiones, ponemos un punto de luz y creamos contrastes dañinos entre el centro de la estancia y las esquinas. O no logramos que la luz se reparta de forma uniforme por la estancia, quedando algunas partes oscuras y otras con facilidad de hacernos sombra a nosotros mismos. ¿Cuántas veces no hemos puesto un punto de luz y, después, nos tapamos a nosotros mismos?

Recordemos que los excesos de luz o los contrastes son dañinos para la salud. Pueden crear dolores de cabeza, problemas de visión o acentuar los problemas que ya tengamos. Por lo que, es cierto que la estética es importante, pero debemos tener presente que la iluminación debe ser útil y beneficiosa. Además, no es necesario renunciar a la estética y al diseño para tener una iluminación beneficiosa a nuestros ojos y a nuestra salud.

Los apliques de pared son una buena solución para repartir la luz equitativamente y no dejar zonas en sombras ni en contraste.

Diferentes ambientes mezclando tipos de luz

Tengamos en cuenta que la iluminación crea diferentes ambientes. Con esto, podemos jugar muchísimo en cuanto a las opciones de una casa. Porque de una sola estancia podemos crear tres ambientes diferentes, por poner un ejemplo. De hecho, no hace falta tener un espacio amplísimo para esta creación de ambientes. También podemos hacerlo en pequeñas habitaciones.

Por ejemplo, en una sala de estar que no sea muy amplia podemos encontrar tres ambientes distintos.

  1. Por supuesto, contaremos con la luminosidad natural que entre por las ventanas. Pero también tendremos la luz de techo, es decir, la luz principal. Esta luz la utilizaremos cuando queramos hacer uso de toda la sala.
  2. En un lateral, podemos poner una lámpara opaca, de colores cálidos. Ya sea luz cálida, o directamente una lámpara que haga un filtrado de color y nos derive a una luz rojiza. Podemos utilizar esta luminosidad como luz ambiente para una cena de picoteo o mirar una película tranquilamente.
  3. También podemos tener una lámpara de pie que nos dé una luz directa y que nos permita realizar tareas donde necesitamos más visibilidad, como puede ser utilizar juegos de mesa, leer un libro o cualquier cosa que se nos ocurra.

Esta es una de tantas opciones. Todos conocemos la típica distinción entre la luz principal del dormitorio y la de las mesitas de noche, mucho más íntimas y ya para ir cerrando el día.

Estos juegos de luz hacen de cualquier estancia un lugar ideal y mucho más confortable para cada uso que necesitemos darle.

Tipos de luz

Para estos juegos de ambiente es bueno tener en cuenta los tipos de luz que podemos encontrar, sus usos y posibilidades. Porque hacer algo con conocimiento siempre aportará utilidad a la belleza.

  1. Luz natural: es la luz de la naturaleza, la luz solar. Es la mejor que existe, evidentemente, y la que debemos potenciar en todo hogar. Aprovechar al máximo las horas de luz diurnas.
  1. Luz general: esta es la luz que debe aportar a toda la estancia. Deberá estar repartida de forma homogénea. Aquí es donde podemos resaltar los apliques de luz a lo largo de la estancia para evitar contrastes.
  1. Luz ambiental: crea un ambiente. Es decir, puede ser de un color determinado para aportar una característica especial a la estancia.
  1. Luz decorativa o de exposición: es una luz que cumple una función estética. Ya sea por sí misma o para iluminar otro objetivo que queremos resaltar estéticamente.
  1. Luz puntual o focalizada o funcional: este tipo de luz de aplica a un lugar exacto para realizar una tarea determinada. Por lo que tiene las características necesarias para el desarrollo de esa tarea.

Luz cinética: general sensación de movimiento. Hay lámparas específicas para este tipo de luz.