Cómo decorar tu casa con elementos primaverales

Cómo decorar tu casa con elementos primaverales

Cómo decorar tu casa con elementos primaverales

Llega la primavera y con ella el buen tiempo y las ganas de pasar largas temporadas al aire libre (y en nuestro salón). Aunque los amantes de la decoración lo teníamos claro, la pandemia ha venido a corroborar la importancia de mantener un espacio interior armónico, en consonancia con nosotros mismos. No en vano, la psicología cada vez presta mayor atención a elementos relacionados con el área personal de las personas (modo de vestir, vivienda, peinado…).



Sin embargo, los pequeños cambios también son necesarios. Desde un punto de vista psicológico, ayudan a las personas a no permanecer estáticas emocionalmente (de ahí que muchos sujetos decidan cortarse el pelo ante un acontecimiento importante). Esta idea, adaptada al mundo de la decoración, es especialmente relevante con los cambios estacionales, en los que pueden llevarse a cabo modificaciones.

Así. si buscas realizar una reforma integral en Barcelona, puedes tener presentes los tips que te traemos a continuación. Si, por su parte, prefieres jugar con la decoración que ya tienes, no te pierdas este post. Vamos allá.

Primavera en decoración: luz y colores alegres

Como decimos, el cambio estacional del invierno a la primavera supone luz, color y buenas temperaturas. Este es el clima que debemos adaptar al entorno interior de nuestra vivienda. Para ello, podemos aprovechar lo que tenemos u optar por realizar una obra. Esta decisión depende de cada persona.

Colores animados

Si las últimas tendencias decorativas se decantaban por los colores blancos y beige para la decoración, los estilistas han comenzado a dar marcha atrás. Así, las revistas de decoración han comenzado a apostar por colores pastel: verde agua, azul cielo o incluso amarillo pastel. Se trata de colores que transmiten una gran armonía y un estado de felicidad a los inquilinos.

No obstante, muchos estilistas están optando por colores más oscuros en los catálogos y, sobre todo, en espacios en los que no estamos habituados: cocinas verdes, baños color magenta o incluso pasillos mostaza. Se trata, al fin y al cabo, de aportar vida al entorno y añadir objetos decorativos diferentes.

Espacios luminosos

La gran apuesta del siglo XXI en espacios interiores son los espacios abiertos con grandes ventanales. En España no estábamos tan acostumbrados a estos espacios como en Estados Unidos, pero en los últimos años son muchas las personas que han derribado tabiques y han diseñado viviendas tipo loft.

Por supuesto, es importante mantener ciertos espacios privados, especialmente si vives unas circunstancias concretas (trabajo desde casa, niños pequeños, etc.). No obstante, las principales reformas de casas en Barcelona durante los últimos años se han centrado en aunar en un único espacio cocina y comedor o cocina y salón, por ejemplo. Además de ganar espacio, la sensación de amplitud tiene su repercusión en nuestra psicología.

Flores y plantas

Por último, una vivienda no estará cargada de vida hasta que no cuente con elementos que así lo corroboren. Como bien sabrás, para ello no existe nada mejor que las plantas y las flores. Dado que existe una gran oferta decorativa para interiores, puedes combinar aquellas plantas que más te gusten o incluso realizar injertos una vez las hayas adquirido, de modo que puedes multiplicar plantas de manera totalmente gratuita.

Además, a estos elementos puedes añadir otros como velas, lámparas de colores o alfombras alegres.