Wyler Genève Chronograph

Wyler Genève Chronograph

Tras el éxito del año 2007 que fue testigo del lanzamiento de una nueva colección y del comienzo de operaciones minoristas bajo la marca Wyler Genève, la prestigiosa marca de relojes suiza, famosa por su caja resistente a los impactos, presentó nuevos modelos en su colección de cronógrafos de edición limitada como el preludio de un importante y nuevo lanzamiento que tuvo lugar en la muestra Baselworld 2008.

Wyler Genève alcanzó algunos objetivos fundamentales durante 2007, el primero de los cuales fue la presentación de su nueva colección en la muestra Baselworld 2007. Esto pronto se vio acompañado por la apertura de una red de distribución internacional, comenzando con América Latina y el Caribe, EE.UU., el Medio Oriente y países selectos de Europa. Para coincidir con la llegada de la expedición París-Pekín a Pekín en septiembre de 2007, la marca también organizó un lanzamiento asiático especial para abrir los mercados de la Gran China (China, Hong Kong, Macau y Taiwán), Malasia y Singapur. Para finales del mismo año, Wyler Genève también había abierto los mercados de los ex países miembros de la Unión Soviética.

Además de las ventas sostenidas de los nuevos modelos de cronógrafo a lo largo de todo el año 2007, Wyler Genève se vio especialmente complacida con la popularidad de sus modelos tourbillon. La edición limitada que constaba de series de 8 modelos cada una en oro, titanio y platino, así como una serie especial de 8 modelos para la expedición París-Pekín, se agotó bastante antes del final del año. Igualmente popular fue la edición limitada de 25 relojes “Wyler-Zagato”, que portaban la inconfundible firma del Atelier Zagato y un nuevo movimiento industrial con reserva de marcha de 8 días.

La exclusiva caja Wyler Genève resistente a los impactos constituye la base del sistema triple de protección que se encuentra en los cronógrafos de edición limitada, junto con un protector especial de la corona y la original rueda de inercia Incaflex irrompible en el movimiento. La rueda de inercia Incaflex fue inventada por el fundador de la compañía Paul Wyler en 1927 y su efectividad quedó demostrada al arrojar los relojes Wyler desde la Torre Eiffel en París en 1956. Ahora hace su aparición final en el cronógrafo Wyler Genève de edición limitada como un recordatorio del trabajo pionero de Wyler en la resistencia de sus relojes a los impactos.

El movimiento alojado en la caja resistente a los impactos dentro de un contenedor de titanio es un cronógrafo de carga cinética con una reserva de marcha de 42 horas. Porta una clara firma Wyler Genève, visible a través de la cara posterior transparente de la caja, en forma de un rotor negro personalizado con perforaciones y biseles bañados en rodio, así como una grabación del nombre Wyler Genève. La sección posterior y separada de la caja que asegura al contenedor del movimiento y a la pulsera de caucho integrada está grabada con el número de serie del reloj y la inscripción del número de la edición limitada en el formato “INCAFLEX 0000 de 3999.”

Anticipándose a la muestra Baselworld del año 2008, Wyler Genève presentó algunos nuevos e impresionantes modelos a la colección existente de esferas negras y plateadas en combinación con cajas de titanio y acero bruñido, así como oro rojo de 18 quilates. Una nueva esfera negra-azulada con marcadores de la hora y anillos contadores bañados en rodio continúa la temática clásica y está disponible sobre las cajas de oro rojo de 18 quilates y acero inoxidable. Se crea un aspecto más deportivo mediante las nuevas esferas de color gris oscuro y blanco, las primeras con los conocidos marcadores de la hora bañados en rodio y las últimas con nuevos marcadores de la hora y anillos contadores en rutenio.

Las nuevas esferas en gris y blanco trabajan igualmente bien con cualquiera de las nuevas pulseras de caucho, las cuales están decoradas con el diseño de firma de Wyler Genève que recuerda a la huella de un neumático. La pulsera de color gris oscuro combina especialmente bien con la esfera gris para ofrecer un aspecto de tono único que compensa perfectamente el matiz gris bruñido de la caja. Una pulsera verde más impactante ofrece un toque aún más deportivo al cronógrafo de alta tecnología de la marca, combinando perfectamente con la nueva esfera blanca para producir un reloj que ofrece una propuesta innovadora.

Las nuevas configuraciones completan la colección del cronógrafo de edición limitada y fueron exhibidas a la prensa y al público en general por primera vez en Baselworld 2008. Además de estos modelos, Wyler Genève presentó un nuevo diseño original con un movimiento industrial, un tourbillon completamente nuevo y un nuevo e importante modelo que, a su propia y exclusiva manera, marcó una nueva primicia mundial en la industria de la relojería.

Más información: Wyler Genève Chronograph