Whisky Embrujo de Granada

Whisky Embrujo de Granada

Whisky Embrujo de Granada es un grandísimo malta elaborado, tal y como su nombre indica en Granada (España), que en la actualidad es conocido por ser el primer whisky puro de malta español.

El agua de Padul, en pleno Parque Natural de Sierra Nevada es lo que le confiere la altísima calidad a este gran whisky español, la calidad de su agua no tienen nada que envidiar a la utilizada de las altas tierras escocesas.

Tras seis años de durisimos estudios, experimentos, investigaciones, esfuerzos y tentativas se encontró el lugar idóneo y las fórmulas adecuadas para empezar a desarrollar lo que finalmente seria este Whisky Embrujo de Granada. En Mayo de 2001, en la localidad de Padul, en el valle de Lecrín acogió la creación de Destilerías Líber. Enclave donde poco después se consiguió la primera gota de este malta para que reposase en la bodega tras muchos años de trabajo. La cebada malteada también fue seleccionada en campos cercanos con mimo y cuidado.

Aplicando la tradición de siglos atrás, la malta es trasladada del silo al molino para convertirla en harina, para que mezclándola con el agua de Padul se transforme en un mosto azucarado, translúcido y dulcemente oloroso.

Después de la filtración ya está preparado para añadir la levadura que producirá la fermentación. Operación conocida como braceo y que se lleva a cabo durante un día entero.

Tras ese proceso el líquido resultante que obtenemos es parecido a una “cerveza” de entre 6 y 8 grados de alcohol.

El Whisky Embrujo de Granada se obtendrá con la doble destilación en los alambiques de cobre, siendo esta la parte más delicada y costosa del proceso. En la primera destilación obtendremos un líquido de 25 a 30 grados de alcohol. Al día siguiente, en la segunda destilación, es cuando obtendremos el licor puro después de separar las “cabezas y colas”, este licor transparente, aromático con 60 grados alcohólicos es lo que se convertirá en un excelente whisky puro de malta.

Ya esta listo nuestro Whisky Embrujo de Granada para descansar durante largos años en sus barricas de roble americano en las bodegas. Barricas que han sido envinadas durante 20 años con los mejores caldos de Jerez, que hacen de estas barricas un lecho de lujo para el futuro whisky de malta español con nombre propio.

En Nariz: Roza la perfección. Con notas florales tipo manzanilla muy características de Glenlivet (uno de los mejores whisky de malta del mundo), junto con notas de vino xerezano, debido a las barricas empleadas en el envejecimiento. El alcohol lo encontramos perfectamente integrado, por eso la finura de su aroma.

En boca: dulce, suave y cremoso con sabor avainillado. Muy fino y agradable de tomar.

Retronasal: La madera y la vainilla muy bien integradas. Muy difícil que nadie distinga que está elaborado en Granada, podría pasar por cualquier malta de los de mejor calidad

Vídeo: Whisky Embrujo de Granada

Más información: Whisky Embrujo de Granada