Trimarán Adastra, el futuro de los superyates

Trimarán Adastra, el futuro de los superyates

Aunque parezca que, en esta ocasión, viajemos al futuro, el superyate que os presentamos hoy es una realidad. Se trata del Trimarán Adastra que, está causando una auténtica “sensación” en el mundo náutico más exclusivo, lujoso y sibarita.

Su etapa de diseño (a cargo de John Shuttleworth Yacht Designs Ltd.) ha durado más de 5 años ya que, en todo el proceso, ha colaborado la pareja propietaria. Ellos son de Hong Kong y tienen la suficiente experiencia en el mar y el suficiente poder adquisitivo para poder hacer realidad su sueño: poder navegar en un yate precioso, eficiente (con un ajustado consumo) y tan confortable como el mejor de los hoteles, hecho a medida.

Este trimarán (embarcación que consta de un casco principal y dos adicionales que hacen la función de estabilizadores), que tiene una eslora de 42,5 metros, se está terminando de construir en Zhuhai, China (se encarga McConaghy Boats). Se ha aumentado la altura de sus estabilizadores para mejorar el rendimiento del yate y la comodidad de todos sus pasajeros. Tiene una capacidad de hasta 15 personas, de los cuales 6 pueden ser tripulantes.

La estructura de esta embarcación ha sido fabricada con fibra de carbono y núcleo de “Nomex”, mientras que el casco es de fibra de vidrio y espuma de Kevlar. Su interior (diseñado por Jepsen Designs), de madera de roble en tonos claros, es lujoso, espacioso y goza de mucha iluminación. Sus grandes cristaleras permiten disfrutar del mar. En su parte inferior, la puerta del garaje se abate para transformarse en una plataforma de buceo de gran tamaño.

Como no podía ser de otra forma está equipado con los sistemas de navegación más avanzados del mercado. Su sistema de “anclaje” es único, consta de 3 anclas (en total suman 270 kg) que son manipulados por “winches” de carbono a través de un sistema hidráulico.

Su motor principal es un Caterpillar C18 que rinde 1.150 CV y le permite sobrepasar los 40 km/h (22,5 nudos). Su autonomía, manteniendo una velocidad de crucero de 17 nudos es de 4.000 millas, consumiendo a dicha velocidad, 120 litros de combustible cada hora.

Más información: Trimarán Adastra.