The Standard Hotel, lo nunca visto en Nueva York

The Standard Hotel

Si algo hay de moda en Nueva York, es la zona del Meatpacking District. Tiendas de lujo que abren por las noches, Ferraris aparcados en las puertas de antiguos almacenes de carne ahora reconvertidos en los  restaurantes y clubes más chic, vistas al rio Hudson, un parque construido sobre las antiguas vías elevadas del metro… ¿Qué más se le puede pedir a esta pequeña parte del barrio “pijo” de Chelsea? Pues el hotel The Standard.

Objeto de todas las miradas que pasean por el nuevo parque The High Line Park, las cristaleras del hotel hacen preguntarse qué es eso. Eso, que en unos minutos  atravesaremos por debajo buscando la salida del parque, es un hotel, un lujoso hotel. El hotel donde quizá no un turista, pero si cualquier amante de la nightlife neoyorkina deseara hospedarse.

Las cristaleras del Standard Hotel están dando mucho que hablar. Supuestamente diseñadas para ver, están comenzando a ser utilizadas para ser visto. Desde el parque parece que comienza a ser costumbre divisar como mínimo algún que otro striptease. Existen ya imágenes de estas escenas circulando por la red. De hecho el hotel ha instalado una web-cam desde la que no podemos ver nada, pero podemos intuir que el que no cierra las cortinas ya sabe a lo que se expone.

Volviendo a lo que nos ocupa, The Standard, dispone de nueve tipos diferentes de habitaciones. Desde las Standard Rooms mas sencillas, pasando por las Corner Rooms y los Studios con posibilidad de elegir vistas, hasta la Empire Suite con ochenta metros cuadrados repartidos en dos plantas y vistas al Empire State desde el jacuzzi de la habitación.

El hotel dedica a la restauración tres espacios que son; el restaurante americano The Grill, el moderno lobby con terraza The Living Room y la curiosa cervecería alemana, también con terraza, Biergarten. Los tres parecen espacios muy agradables y en ningún caso hacen gala de ser ostentosos, siguiendo la línea de practicidad del hotel.

El único servicio que el Standard Hotel anuncia es un gimnasio de 140 metros cuadrados totalmente acristalado, para que sus clientes cuiden su imagen. ¿Acaso hay algo más importante en este hotel que la imagen? Parece que no, y más teniendo en cuenta que su propietario, André Balazs, es considerado uno de los diez hombres con más estilo de EEUU según la revista GQ.

Los precios parten desde 160 euros la noche, con televisión HD, wifi y llamadas locales gratuitas algo más que razonable para el que dicen que es uno de los edificios más influyentes del Nueva York moderno. Eso sí, si te sobra el dinero puedes gastar hasta 1.500 euros por noche en una de sus suites con jacuzzi y vistas.

Sin duda, el mejor lugar para ser visto… tú decides cómo.

Página Web The Standard Hotel

(pulse sobre las imágenes para ampliarlas)

The Standard Hotel The Standard Hotel The Standard Hotel The Standard Hotel The Standard Hotel The Standard Hotel