The Dalmore EOS

The Dalmore EOS

El whisky The Dalmore EOS toma su nombre inspirado en la diosa Eos de la mitología griega. Al igual que la mítica deidad ha sido venerada durante milenios por sus propiedades, el nuevo icono de The Dalmore, un whisky de malta de 59 años, espera ser venerado de la misma forma durante las próximas décadas.

La leyenda cuenta que la diosa Eos abría las puertas del cielo cada mañana, lo que a The Dalmore le pareció ideal para señalar que con este whisky abrían las puertas para mostrar su mejor whisky y liberar su espíritu divino.

Como en la mitología, Eos tenía una hermana; Selene, que también da nombre a un whisky que The Dalmore lanzó el pasado 2009: The Dalmore Selene. Un whisky creado a partir de la extraordinaria cosecha de 1951 y del cual se crearon tan solo 30 botellas a un precio de 14.000 euros la botella. De aquella cosecha de 1951 se reservaron dos barricas de jerez para crear Selene. Una pequeña parte de ese whisky se dejó madurar un año más para lograr un whisky aún más evocador e intenso, así nació EOS.

Poco se sabía en junio de 1951 que The Dalmore estaba haciendo historia. En aquellos días fueron llenadas las barricas 1781 y 1782 y se apartaron hasta el fondo de los almacenes de The Dalmore para dejarlas madurar. Desde entonces incontables amaneceres ha visto la tierra y las características que hacen tan singular a EOS se fueron desarrollando poco a poco, infundiéndose el espíritu de aromas, sabores y acabados distintivos. Ahora, después de casi seis décadas, el Maestro Destilador cree que es la hora de llevar a cabo la tarea de que ese espíritu vea la luz.

Así como el cielo se aclara antes del amanecer, los sutiles aromas de este whisky llegan mucho antes de que llegue el sabor exquisito a la lengua. Una estimulante explosión de pera y piña con miel, chocolate negro amargo, y café tostado despiertan los sentidos de la nariz, para dejar paso al sabor del suave melocotón, mango, almendras, intenso caramelo, naranja, jarabe de melaza y canela. Todos compiten por la atención del paladar, dejando un largo y persistente retrogusto pleno de sabor.

Tan sólo 20 decantadores conteniendo este espíritu divino verán la luz del día. El decantador está hecho de cristal portugués soplado con la boca, cuidadosamente cortados a mano y adornados con hermosa plata en relieves y en su tapón. Cada decantador refleja años de habilidad, conocimiento y la artesanía con que se ha producido cada gota de EOS. Los decantadores se suministran en seguras cajas realizadas en madera con incrustaciones de acero para protegerlo durante las próximas décadas.

El precio del whisky The Dalmore EOS está pendiente de confirmarse pero se cree que superará las cinco cifras. Aunque hasta la fecha el whisky más caro del mundo es también un The Dalmore, el asombroso Trinitas.

Más información: The Dalmore EOS