S. Pellegrino 2009. Los 50 mejores restaurantes del mundo

La prestigiosa revista inglesa Restaurant Magazine ha hecho públicos sus premios S. Pellegrino 2009 a los mejores restaurantes del mundo. A pesar de su juventud (ésta es la octava edición), este ranking ha alcanzado una enorme repercusión mediática y se ha convertido en uno de los mayores referentes a nivel internacional. El jurado está formado por reputados cronistas gastronómicos, propietarios de restaurantes y una surtida representación de cocineros.

Por cuarto año consecutivo, El Bulli de Ferran Adrià ha recibido el gratísimo –y rentable- honor de ser nombrado mejor restaurante del mundo según los más de 800 expertos del jurado, por delante de The Fat Duck de Heston Blumenthal, que mantiene su 2ª posición –ha podido beneficiarle que el cierre temporal a causa del reciente caso de intoxicación se produjo tras las votaciones- y del no menos genial René Redzepi y su Noma (el mejor exponente de la pujante cocina nórdica –danesa, en este caso-).

Exitazo de Adúriz, que con su Mugaritz sigue impresionando desde Rentería a la crítica internacional y conserva su sensacional 4º puesto de 2008 (atención al potencial de este restaurante). Pero si hay una sorpresa agradable en la lista, esa es la de los hermanos Roca, ya que El Celler de Can Roca es premiado con un magnífico 5º puesto (¡ascendiendo 21 posiciones!), desagraviando así la poco comprensible negación de la tercera estrella de Michelin y consumando un histórico 3 de 5 de los restaurantes españoles en el top 5.

Completan el top 10: Per Se (6º, bajo la batuta de Thomas Keller, en el cuarto piso del Time Warner Center de Nueva York); Bras repite 7º puesto (Michel y su hijo Sébastien mimetizan su local y su cocina con la generosa naturaleza de Laguiole –el mes que viene les visitamos, por lo que prometemos un jugoso artículo sobre ellos-); Arzak (Juan Mari sigue viviendo su segunda juventud y resiste en 8º lugar); el genial Pierre Gagnaire pierde el tercer lugar y se tiene que conformar con el 9º; y el 10º ha sido para Alinea (Chicago).

Destacan los ascensos de D.O.M. (los brasileños se llevan el premio al mejor restaurante de Sudaméríca), que alcanza la 24ª posición y de la cocina milanesa del Ristorante Cracco, que sube 21 puestos hasta el 22º.

Las nuevas entradas están comandadas por la Osteria Francescana (en Módena. Italia) que se alza con el 13º lugar y Les Créations de Narisawa de Tokyo, que entra con fuerza en la lista (20). Destacan también las nuevas apariciones de Iggy’s (Singapur) en el 45, el vienés Steirerek (30) –la mejor carta de vinos de Austria, con sus más de 30.000 referencias- y el exótico Momofuku Ssam Bar de Nueva York (31).

La representación española vuelve a ser abundante (aunque podría haberlo sido más si Can Fabes, el mítico local del controvertido Santi Santamaría, no se hubiera caído de la lista), completándose con la presencia de Martín Berasategui (que cae al 33), y el Asador Etxebarri (la paradoja del local de Arguinzoniz, que sin obtener hasta ahora premio alguno de Michelin, se mete por segundo año entre los 50 mejores de S. Pellegrino y sube al 39).

Además de Santamaría, algunos otros grandes chefs de la cocina mundial también han desaparecido de la lista, como los casos de Gordon Ramsey o de Michel Troisgros.

El Chef’s Choice (mejor restaurante según los votos de los cocineros), ha recaído este año en Noma. Por su parte, Joël Robuchon, el cocinero que aúna más estrellas Michelin del mundo, ha recibido el premio especial Lifetime Achievement, por su prolífica y exitosa carrera culinaria.

Colaboración especial: Dani – CaviarBCN