Rolls Royce Wraith

Rolls Royce Wraith

Sibaritas, ¡pongámonos en pie! El vehículo del que os hablaremos pertenece a la marca que mejor conoce el significado del lujo extremo, del más auténtico, exquisito y refinado. Nos referimos a Rolls Royce, compañía británica fundada por Charles Stewart Rolls y Henry Royce en 1906, que nos presenta su nuevo vehículo, el Rolls Royce Wraith.

En realidad, Rolls Royce pretende revivir uno de sus momentos más importantes: la presentación del Rolls Royce Wraith, en el año 1938. El nuevo Wraith, de aspecto imponente y majestuoso, tiene una silueta (destaca su alargado capó y la inclinación de su luneta trasera) claramente inspirada en los autmóviles de los años 30. Además, su carrocería en bitono, le sienta francamente bien. Por supuesto, la estatuilla “Espíritu del Éxtasis” (el símbolo tan característico de RR) está presente al final (o al principio, según se mire) del capó. Este símbolo cumple este año, su 102 aniversario.

El nuevo Wraith, cuenta con un motor V12 biturbo de 6.6 litros que desarrolla 624 CV de potencia, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. Cuenta con un sistema de transmisión automático ZF, asistido por satélite (utiliza sus coordenadas GPS para posicionar el vehículo y anticiparse a las condiciones cambiantes de la carretera, ajustando y optimizado incluso la marcha más adecuada según el tramo), de 8 velocidades. Aunque su consumo combinado está en los 14 litros a los 100 km, su consumo urbano llega hasta los 21,2 l/100 km. Dichas prestaciones le convierten en el Rolls Royce más potente de la historia.

Se trata de un coupé, de dos puertas (sin marco, se abren en el sentido opuesto a lo habitual y se cierran desde el interior pulsando un botón) y 4 plazas (2+2), de grandes dimensiones: 5,27 metros de largo, 1,9 metros de ancho, 1,5 metros de alto y una batalla de 3,10 metros. La capacidad de su maletero es de 420 litros y el peso total del conjuno es de 2.360 kg. De serie, equipa llantas de 20 pulgadas aunque opcionalmente se pueden instalar unas de 21 pulgadas, de cinco o siete radios.

El vehículo cuenta con avanzados sistemas de gestión de impactos y seguridad (ASCM) que, en caso de accidente por ejemplo, se encargan de dar aviso a los servicios de emergencia, comunicando incluso la posición exacta del mismo. Tecnología de visión nocturna, Head-Up Display, RTTI (Sistema de Información del Tráfico en Tiempo Real), Sistema Activo de Control de Crucero (ACC) e iBrake6 forman parte de su extenso equipamiento.

En el habítaculo encontramos los avances tecnológicos a los que la marca nos tiene acostumbrados: sistema de navegación por voz (pantalla de alta definición de 10,25 pulgadas) con disco duro de 20 GB, sistema de sonido envolvente compuesto por 18 altavoces (ofrecen una potencia máxima de 1.300 W), lector de noticias mediante RSS, posibilidad de descarga de podcast y audiolibros, entre otros. Su interior, de lo más armonioso, noble y elegante, destaca por su extraordinario nivel de acabado, donde destaca la madera y la piel de la más alta calidad. Dispone, incluso, de dos compartimentos preparados para albergar dos iPads. Resulta especialmente maravillosa la distribución de 1.340 luces de fibra óptica en la tapicería del techo, simulando un hermoso cielo nocturno lleno de estrellas. Esta podría ser, fácilmente, una de las excusas para no querer bajar del coche…

El precio de esta “joya” se sitúa en torno a los 245.000 €. Disponible en los concesionarios RR a finales de 2013.

Vídeo Rolls Royce Wraith

Más información: Rolls Royce Wraith