Richard Mille RM59-01 Tourbillon Yohan Blake

Richard Mille RM59-01 Tourbillon Yohan Blake

Richard Mille, fabricante suizo de (espectaculares) relojes, nos vuelve a presentar una nueva pieza. En esta ocasión, el nombre propio que acompaña los números correspondientes al modelo, es el del joven velocista jamaicano Yohan Blake, ganador de medallas de plata, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en la carreras de los 100 y los 200 metros. Nos referimos al Richard Mille RM59-01 Tourbillon Yohan Blake.

Como viene siendo habitual en la marca, se trata de un reloj extremo y muy exclusivo, con el que en ningún momento se pretende pasar desapercibido. Basta con echarle un vistazo para confirmar este dato.

La caja de este reloj, construida de un material compuesto (por titanio de grado 5, aluminio y vanadio) translúcido inyectado con nanotubos de carbono, es asimétrica, aerodinámica, resistente (a los golpes y a la corrosión) pero ligera y de bajo perfil (sus dimensiones son 50,24 x 42,7 x 15,84 mm), características que los deportistas de élite valorarán especialmente. En el interior (esqueletizado) de este Richard Mille encontramos un tourbillon con una tasa de oscilación de 21.600 alternancias por hora (3 Hz), 19 rubíes, así como el calibre RM59-01 de cuerda manual y volante de inercia variable. Reserva de marcha de 48 horas, corona dinamométrica, puentes en aluminio anticorodal PB109 y cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos por las dos caras son otras de sus características más destacadas. Los colores que predominan en el RM59-01 son el verde y el amarillo que rinden un claro homenaje a los colores de la bandera de Jamaica. En la esfera encontramos cuatro líneas que representan y simbolizan los dedos de “la bestia” (como también se conoce al atleta) rasgando el aire. La correa es de caucho, de un llamativo color verde.

Su producción está limitada únicamente a 50 piezas y su precio unitario es de 457.000 €.

Más información: Richard Mille