Restaurante El Lago de Marbella

El restaurante El Lago de Marbella se encuentra en el corazón de Greenlife Golf, en Elviria Hills de Marbella. El Restaurante El Lago nos da la bienvenida desde la Casa-Club de Greenlife Golf, prácticamente colgado sobre el lago que caracteriza esta urbanización exclusiva. La atalaya desde la que el equipo de El Lago consiguió que en 2005 un restaurante de Marbella volviera a tener una de las codiciadas estrellas Michelin.

El restaurante El Lago de Marbella ha logrado convertirse en fonda gastronómica desde su creación, a finales de julio de 2000. Los productos de la tierra y las técnicas más actuales se fusionan en sus fogones para sublimar todos los sabores, aromas y matices milenarios de Andalucía.  Un buen hacer que le ha convertido en uno de los grandes referentes en el mundo de la cocina de vanguardia de inspiración andaluza, en su corriente más tranquila.

El chivo lechal malagueño, las aceitunas de la Vega del Guadalhorce (Aloreñas), los frutos secos malagueños, los quesos, un capítulo donde Málaga destaca con 20 queserías artesanas… Así como los vinos andaluces de nueva creación, son algunos de los ejemplos que pueblan la carta de El Lago. Toda una declaración de objetivos para un restaurante que, después de conseguir su primera estrella Michelin en 2005, marca ahora la pauta en redescubrir algunos de de los productos andaluces más exquisitos, enormemente desconocidos, incluso en su propia tierra.

El restaurante El Lago sigue, dentro de la cocina creativa, una vía tranquila. Una vez que el comensal accede a su mesa llega el momento para… dejarse llevar. La temperatura y la humedad son óptimas, la iluminación es perfecta, ni muy suave ni muy estridente, y nos encontramos entre amigos. Una copa de champán es el mejor recibimiento y nos permite realizar el primer brindis. Antes de iniciar la selección de platos nos sorprenderán con algún detalle de toque mediterráneo: una cata de aceites andaluces, una selección de aceitunas de los países ribereños, una propuesta de panes con los mejores cereales…

Un escenario preparado con esmero y mimo por todo el equipo, y donde nos la bienvenida Paco García, director y artífice del espíritu de El Lago. Este malagueño, que llegó con muy pocos años a Marbella, es hijo y hermano de profesionales de la hostelería. Creció viendo despiezar las piezas de carne, hacer la compra diariamente, cocinar y dar el mejor servicio a los clientes. La formación superior llegaría en la Escuela de Hostelería de la Cónsula, de la que Paco García fue alumno de la Segunda Promoción de 1994. Escuela que se ha convertido en la gran cantera de los actuales talentos de la gastronomía de Andalucía.

Los primeros pasos de Paco García estuvieron vinculados a restaurantes de Marbella y el negocio familiar hasta que la empresa Greenlife Estates, impulsora de algunas de las promociones más emblemáticas de Marbella, le ofreció gestionar el restaurante de la Casa Club del recién construido Greenlife Golf, situado en la emblemática Urbanización Elviria Hills.

El marco escénico para desarrollar la empresa culinaria era perfecto, en Marbella, una de las ciudades más bellas del Mediterráneo, a los píes de la bella montaña conocida como La Concha y frente al mar.

Así nació El Lago, el 24 de julio de 2000, que adoptó su nombre por estar junto al lago del campo de golf.

El Chef Diego del Río da forma maestra a cada una de las ideas e instrucciones de Paco García. Diego del Río, natural de Ronda pero que creció en Pujerra, un precioso pueblo blanco del desconocido Valle del Genal, situado a las espaldas de Marbella, lleva en las venas el sabor único de la Andalucía más inocente, intensa y auténtica.

Una esencia que cultivó, primero en el Hotel Escuela Bellamar de Marbella y después en la considerada como la mejor escuela de restauración del mundo, Le Cordon Blue de París, donde realizó diferentes cursos de cocina y pastelería.

Diego del Río
es maestro en recrear sabores contundentes, esenciales… Sabores que suaviza y adapta al paladar gourmet del siglo XXI que exige un estilo sano, sin grasa, pero que transcienda.

La maître María Aguilar completa el staff directivo del restaurante El Lago. Encarna toda la sensibilidad  femenina necesaria para crear un equipo moderno de éxito, evidenciando la nobleza y señorío de la tierra de Sevilla, de donde es natural. Estudió, como Paco García, en la Cónsula y es una de las pocas mujeres que ha accedido a un puesto de tan alta responsabilidad en la gran restauración.

El restaurante El Lago tiene una doble vida, de día y de noche. Durante el día propone una carta dirigida a los jugadores del campo de golf, visitantes que utilizan el resto de instalaciones deportivas de Greenlife o cualquiera que quiera disfrutar de la paz, las excepcionales vistas y la estupenda comida de El Lago.

La carta, amplia y repleta de sorpresas, se plantea como la elección natural para quienes prefieren elegir plato a plato. Para abrir boca nada mejor que alguna de las nueve entradas exquisitas, entre las que destaca el clásico Milhojas de pollo en escabeche con foie y manzana caramelizada, especialmente reconocido por la propia Guía Michelín. A continuación se presentan cinco pescados, cinco carnes y cinco propuestas de parrilla, siempre fieles a la autenticidad en los sabores y en las texturas.

El abanico de sugerencias gourmet del restaurante El Lago está pensado para complacer los paladares más exigentes del mundo, sean cuales sean sus preferencias y… sus rechazos, ya sea por temas de salud o por creencias religiosas.

Los postres confeccionados por el equipo de cocina de Diego del Río recrean, por su parte, toda la magia y el embrujo de Andalucía a través de unos sabores intensos, que se graban en la memoria de forma indeleble.

El Lago también propone tres Menús Degustación. El primero es el gourmet, con cinco platos que se reparten en tres entradas, un pescado y una carne, además de dos postres. El segundo se denomina Ligero, con tres platos y dos postres. En ambos se ofrece la posibilidad de maridar los platos con una selección de vinos. El tercero es el Menú Mmm…Málaga, don tres tapas, un pescado, una carne y un postre.

En vinos, la posición de Paco García es clara: descubrir todas las nuevas posibilidades, ir más allá de lo conocido y convencional. Apostar por las denominaciones de origen emergentes y por las creaciones con sello de calidad, los ya famosos Vinos de Pago. Con una atención muy especial por los caldos del Sur de España.

La carta de vinos de El Lago, autentica boutique de sensaciones mediterráneas, reúne una selección tan amplia como excepcional. Son 350 referencias de vinos españoles, además de 15 cavas y 12 champagnes, todos exquisitos.

La Carta incluye, además de los grandes vinos de España  -Vega Sicilia, Pingus, La Ermita…- , una media de entre 40 y 50 vinos tranquilos andaluces. Hay propuestas casi únicas: Petit Verdaux de Ronda, Chardonnay de Sevilla, Moscatel de los Montes de Málaga. Entre los vinos dulces naturales, que son los moscateles, figuran: Málaga, Sierras de Málaga, Ordoñez, Arillana, Jarel, Molino Real…

Así se configura el universo de El Lago. Un universo donde cada noche se trabaja en equipo para recrean las emociones más auténticas y sublimes. Destacar, por último, como cualidad de El Lago, que cuenta con una impresionante terraza que puede utilizarse para las comidas todo el año y también para las cenas en verano.

El precio medio de El Lago oscila entre 65 y 75 euros por persona.  Un lujo asequible.

Página Web Restaurante El Lago de Marbella

(pulse sobre las imágenes para ampliarlas)