Restaurante El Celler de Can Roca

Restaurante El Celler de Can Roca

Los hermanos Roca no son sólo los hijos que cualquier amante de la cocina hubiera querido tener, sino que conforman uno de los equipos culinarios mejor complementado y más cualificado del país.

Al frente de El Celler de Can Roca, en Girona, Joan Roca es el responsable de una cocina catalana evolucionada de gran calidad, que ha permitido al restaurante llegar a ser uno de los mejores del mundo. Y no lo decimos sólo desde aquí, ya que la revista Restaurant Magazine lo sitúa en 2008 en el puesto 26 del mundo, oscilando estos últimos años por las treinta primeras posiciones. Para completar su extenso palmarés en las guías de prestigio, Gourmetour le da un 9,50 (nadie recibe más puntuación este año), Campsa le concede sus 3 soles (su nota máxima) y Michelin le otorga 2 estrellas, a pesar de las numerosas voces que se levantan año tras año en pro de la tercera.

La reciente remodelación del restaurante, a cargo del equipo de interiorismo que se ha ocupado de la de algunos locales fashion de Barcelona (Negro-Rojo, El Japonés, Principal…), ha dado con la fórmula para que, aun sacrificando el encanto rústico del local anterior, la sala haya ganado enteros en confort, iluminación, acústica y encanto general, aunque eso dependerá obviamente de los gustos de cada uno. Ahora, la sala principal se dispone en un formato triangular, buena parte de ella acristalada, tanto por la parte exterior con vistas al jardín de entrada, como por la interior hacia otra pequeña zona también ajardinada, que resulta muy ‘zen’ y que dota de intimidad a los comensales al alejar de la vista a los vecinos de enfrente de la sala.

La cocina de Joan Roca está llena de sensaciones, delicada por momentos y pasional casi siempre. Una evolución elegante de las tradiciones culinarias catalanas, a la que ellos mismos les gusta definir en algunos platos como las cocinas de la memoria y la tradición. Por tanto, sorpresas sí, pero extravagancias las justas. Su carta, que alterna algunos grandes platos de años anteriores con novedades de temporada, incluye especialidades como su sabroso arroz con sepia y perdiz –una maravilla para los sibaritas arroceros-, otro clásico de la casa como la almeja con sorbete de pomelo y campari, la cigala al humo de curry, o un jugosísimo y aromático solomillo de ternera a la mantequilla de hierbas.

Disponen de 3 menús degustación: el de Clásicos (3 platos y 1 postre, a 75 euros), el Degustación (con 5 platos y 2 postres, a 95 euros -es quizás el más recomendable-), y el Festival (9 platos y 2 postres, a 115 euros).

En los postres, Jordi Roca aporta el descaro y la valentía propia del hermano pequeño. Él sí se concede pequeñas licencias a la extravagancia. Para empezar, las ya famosas adaptaciones de conocidos perfumes que, para el que no lo sepa, son postres que, en palabras de Jordi, ‘saben a lo que nosotros interpretamos que huele el perfume’, y se ayudan de especias y frutas que pueden recordar al perfume en cuestión (la primera en nacer fue la ‘adaptación del perfume Eternity de Calvin Klein’). Pero hay más, ya que además de este divertimento (reconozco que era escéptico antes de probarlos, pero el resultado es magnífico), crea pequeñas obras de arte como su ‘postre lácteo’, con mezcla de texturas en leche de vaca, cabra y oveja.

El exquisito servicio de sala está dirigido por Josep Roca, otro de los grandes alicientes del local, uno de los mejores sumilleres de España, que ejerce su función con elegancia y, a pesar de ser el hermano más mediático, destila modestia y savoir-faire. Si se opta por ello, en los menús degustación, Josep propondrá un maridaje de vinos por plato y, si preferimos echar un vistazo a la carta, nos acercará el carrito que contiene los ¡3 volúmenes de la carta de vinos! Sin duda, una de las mejores bodegas que he visto. Y además, a precios contenidos (raro, muy raro de encontrar en este tipo de restaurantes). Para los curiosos que puedan sintonizar Canal 33 (canal autonómico catalán), se pueden disfrutar los consejos expertos de Josep en el programa ‘En Clau de Vi’ (En Clave de Vino).

Para acabar de completar el extraordinario elenco de profesionales, y por si la sapiencia vinícola de Josep Roca no resultara ya digna de admiración, otro de los componentes de El Celler de Can Roca, Carles Aymerich, que ya ejerce en sala casi tanto como Josep, competirá a finales de este mes en el concurso de Mejor Sumiller de España, después de haber ganado en septiembre el de Catalunya.

¿Para cuándo vuestra visita?

Colaboración especial: Dani – CaviarBCN

Página Web Restaurante El Celler de Can Roca

Restaurante El Celler de Can Roca Restaurante El Celler de Can Roca Restaurante El Celler de Can Roca Restaurante El Celler de Can Roca Restaurante El Celler de Can Roca