Restaurante Colibrí

Restaurante Colibrí

Un poco de historia, del Raval al Eixample. Colibrí abrió sus puertas en 2000 en la calle Riera Alta de Barcelona, y cinco años más tarde se trasladó a la calle Casanova. Durante toda su trayectoria ha sido regentado por la misma familia.

El chef César Pastor se formó trabajando doce años en el restaurante barcelonés Ca l’Isidre, para luego ponerse al frente de los fogones de Colibrí.

Una sala amplia, sobria y elegante, presidida por la sugerente imagen de un colibrí batiendo las alas. Entre las mesas hay espacios generosos, que propician la intimidad y favorecen la conversación tranquila. Una sutil ambientación musical evita tener que levantar la voz para hablar. Puede acoger hasta 40 personas, en 10 mesas, para 10, 6, 4 y 2, y existe un comedor privado para 12-14.

La cocina De mercado -concretamente de La Boqueria-, y con esmerados toques de autor, muestra un respeto absoluto por el producto. “Limpia y transparente” en palabras de César Pastor, que apuesta por los sabores puros y las elaboraciones reconocibles.

La carta ofrece, todos los días, en comida y cena, la carta a un precio fijo de 37 € (IVA incluido, sin bebidas). Con aperitivos, y a elegir entre 9 entrantes, 5 platos de pescado o 6 de carne, y 7 postres. Se completa con una selección de marisco fresco de nuestra costa (con suplemento).

Menú degustación: Decidir puede resultar difícil, así que el chef diseña cada temporada un menú con sus platos más representativos y demandados, que incluye quesos y un prepostre sorpresa. 62 € (IVA incluido, sin bebidas, para la mesa completa y un máximo de 8 personas).

Menú para grupos: Tres opciones, cada una con 5 aperitivos, entrante, plato principal, postre, café, agua y vinos. 60 € (IVA incluido).

La bodega: Espectacular, a la vista y nutrida. Cuida de ella el sommelier Sergi Jiménez. Unas 200 referencias en una carta dinámica, de D. O.s españolas y del resto del mundo, que incluye novedades y clásicos, así como verdaderos caprichos (Louis Latour, Montrachet 00 Grand Cru, Vega Sicilia Único 1966, Pingus 98…). Dispone de vinos a copas: blancos, tintos, cava y champagne.

En conjunto excelente relación calidad-precio, comodidad y servicio profesional.

En definitiva, perfecto para seducir a la pareja, ganarse a los suegros o cerrar un buen negocio. Ambiente y cocina de nivel a un precio democrático.

Más información: Restaurante Colibrí