Persol

Persol

Turín 1917, Giuseppe Ratti, fotógrafo y dueño de Ópticas Berry, comienza una aventura destinada a llevarle al éxito internacional. De hecho, fué en un pequeño patio en la calle Caboto en donde el técnico comenzó a hacer gafas de protección, diseñadas para satisfacer las demandas de los pilotos de avión y pilotos de carreras que requerían comodidad, protección y una óptima visión.

Así, el “invento” de sus gafas de protección fué tomando auge. Posteriormente desarrolló unas lentes ahumadas redondas con bordes de caucho y adheridas a la cabeza mediante bandas elásticas. Pronto fueron adoptadas por las Fuerzas Armadas y los pilotos de la Aviación Militar Italiana.

La intuición, el ingenio, la innovación y la calidad de las gafas de protección hizo que  las Fuerzas Aéreas de varias partes del mundo las usasen, incluyendo Estados Unidos. Durante este período fueron usadas para volar, bucear y por ases del motociclismo como; D’Annunzio, De Pinedo, Ferrarin, Quirón, Nazzaro, Fangio, Opessi, Bolognini y Ghersi por citar sólo unos pocos de sus usuarios más famosos.

Las gafas de protección tuvieron una iniciación muy especial por parte del Mayor Gabriele d’Annunzio (para quien se realizó un modelo hecho a medida) y el Capitán Natale Palli en su histórico vuelo sobre Viena el 9 de agosto de 1918, así como por Francesco De Pinedo en su vuelo transatlántico que duró cerca de 193 horas.

De la pluma de un gran diseñador, Eugenio Colomo, alias “Golia”, surge el diseño de “Cinesino” en 1920, el personaje que distingue la tienda de Ópticas Berry en Via Roma y que, con su desarrollo gráfico, acompañó las campañas de publicidad de los productos de Ratti durante 50 años, y en particular la línea Persol que se creó en ese período.

En la década de 1920 crean la lente de color amarillo-marrón que se monta en todas las gafas Persol, esta lente se creó usando cristales neutros con el sílice más puro. Su característica especial se debe a el proceso de fabricación que determina su color y garantiza una protección muy alta contra los rayos dañinos del sol.

En 1924 obtuvo la primera de las 14 patentes internacionales: el modelo Protector. Compuesto por 41 piezas que requieren 43 procedimientos de montaje diferentes, las gafas de protección fueron adoptadas por el Ejercito Suizo en 1927 tras un concienzudo análisis.

El desarrollo posterior del modelo Protector, guiados por la intuición y la determinación de crear unas gafas de sol verdaderamente revolucionarias, que tuvieran gran calidad y facilidad de uso, llevó a la creación de la marca Persol de “per il sole” que significa “para el sol”, destacando sobre todo su función de protección contra los rayos del sol.

Este producto de Persol fue mejorando e innovando, las lentes de cristal (el orgullo de Persol), la Flecha de Plata (elemento decorativo inconfundible) y la patente Meflecto, un sistema que permite hacer flexibles las varillas de las gafas para ofrecer la máxima comodidad.

En la década de 1930 Persol introduce el sistema Meflecto, el primer sistema flexible del mundo, que continua siendo hoy en día un elemento distintivo de la marca Persol. La flexibilidad de sus patillas por la introducción de nailon o cilindros de metal atravesados por un núcleo de acero inoxidable proporciona un confort absoluto y adaptabilidad a cualquier rostro.

La imagen femenina a principios de los 90 de Persol era la actriz italiana Ornella Muti, para quien Persol creó un par de gafas de sol que fueron un gran éxito (el elegante modelo 830) y mas tarde en 1993-4 con la modelo, Carol Alt. Se hizo otro modelo dedicado y exclusivo (el modelo Carol 853)

Las gafas Persol han sido elegidas por grandes nombres del cine internacional como sus gafas de sol del día a día. La historia de Persol con el cine comenzó en la década de 1960 y sigue creciendo, por alguna razón especial existe una mágica historia de amor con la industria del cine.

Más información: Gafas de sol Persol