Perfume a medida de Guerlain

Perfume a medida de Guerlain

Un capricho de 40.000 euros es más que un capricho. Es una joya exclusiva y única al alcance de muy pocos, especialmente si es tan efímero como una esencia, un perfume. Pues bien, esta es la cantidad que puede llegar a pagar un cliente de la alta perfumería a medida ofrecida por la emblemática marca Guerlain, pionera en cosmética femenina.

Alrededor de tres meses son necesarios para desarrollar una esencia personalizada, un perfume excepcional e intransferible. El proceso conlleva diversas citas con el cliente y muchas otras con en el laboratorio con Thierry Wasser, maestro perfumista de la maison. Pero la belleza de estas creaciones no sólo se encuentra en el interior; el eau de parfum se presenta en un frasco único de Baccarat con una capacidad de 500 ml. El pack se completa con 3 miniaturas idénticas de 30 ml y otras 20 de 60 ml. (un total de 2 litros de perfume), por aquello de amortizar la fórmula. Sylvaine Delacourte y Ana Corsini, encargadas de la evolución y desarrollo de las joyas líquidas, calculan que el encargo incluye perfume para unos 5 años. No es para menos.

Ana Corsini incluye, además, algunas de las reglas básicas para su cuidado, como en toda joya que se precie:

  1. Un buen perfume alcanza su mayor esplendor 6 meses tras su fabricación. Hay que preservarlo de la luz y evitar los cambios de temperatura.
  2. El perfume conserva óptimas sus condiciones durante 3 años. Los atributos olfativos pierden entonces su esencia.
  3. El vaporizador es imprescindible para evitar que entre el aire.
  4. Nunca se debe rociar las prendas con el perfume. Sólo el cuello, la nuca, las muñecas, el escote y los lóbulos de las orejas son su perfecto contenedor, toda un arma de seducción.

Más información: Guerlain