Parrot Cay Hotel & Resort

Parrot Cay Hotel & Resort

El Parrot Cay Hotel & Resort se encuentra en las Islas turcas y Caicos (Turks & Caicos Islands), un archipiélago formado por 8 islas y más de 40 cayos, en el norte del Mar Caribe. Situado a casi 800 km al sureste de Miami y a 400 km de Haití, destaca por sus preciosas calas, playas y arrecifes.

El Cayo Parrot, del inglés Parrot Cay (debe su nombre a su pasado pirata; unos 280 años atrás, dos mujeres piratas aterrorizaron estas aguas) es una propiedad privada de 1000 hectáreas. Está ubicado a tan sólo 35 minutos de navegación en barco (se puede reducir este tiempo utilizando una lancha rápida) de Providenciales, la isla con aeropuerto internacional más cercana, lo que permite conectar este Resort con Nueva York en poco más de 3 horas y con Londres en unas 10 horas.

El turismo llegó tarde a este cayo. Prueba de ello son: su agradable tranquilidad y su cuidada y respetuosa construcción, evitando los habituales edificios altos de algunas zonas del Caribe. Los huéspedes pueden escoger entre descanso, ocio o ambas opciones. Entre las actividades de ocio, destacan todos los deportes acuáticos imaginables: buceo (imprescindible para disfrutar de sus excepcionales aguas cristalinas y la belleza de su entorno marino; posibilidad de realizar un curso de 4 días para obtener la certificación oficial de buzo en mar abierto), catamarán, windsurf, kayak, paseos entre los humedales, etc. Aunque también se pueden dar paseos en bicicleta, jugar al paddle o tenis e ir al gimnasio a practicar Yoga o Pilates. Opciones como visitar la biblioteca (que dispone de una extensa colección de libros y música) o ir de compras también son posibles en este selecto Resort. Para completar la oferta, nada mejor que unas clases de Yoga, Pilates y/o Meditación, una terapia ayurvédica auténtica, una sesión de medicina oriental con acupuntura japonesa o un tratamiento facial de rejuvenecimiento con productos naturales.

Todas las habitaciones del Parrot Cay Hotel & Resort han sido diseñadas para aprovechar la abundante luminosidad. Podemos escoger entre espaciosas habitaciones con vistas al mar o vistas al magnífico jardín, preciosas suites o exclusivas villas. Todas disponen de una gran cama con dosel, baño con bañera y ducha independientes, dos líneas de teléfono (una de uso para FAX), televisor TFT de 32” con reproductor de DVD y chanclas flip-flop de cortesía, entre otros muchos detalles. Las “Beach Villas” (disponibles con 1 o 2 dormitorios) están rodeadas de una exuberante vegetación para garantizar una privacidad total y a su vez se encuentran en primera línea de mar, hecho que proporciona a los huéspedes un acceso directo a la playa. Disponen de sala de estar y piscina climatizada privada, también. Las “Rocky Point Villas” tienen 3 dormitorios e incorporan WiFi y servicio de mayordomo personal. Existe la posibilidad de contratar también una niñera de confianza. Las otras 2 opciones son: “The Residence”, con 5 dormitorios y “The Sanctuary”, el alojamiento más exclusivo del complejo. Este último, se compone de dos casas, cada una con cuatro habitaciones (una de ellas es la principal, con vistas de 360º desde la planta superior) que incluye solarium, piscina infinita, 2 mayordomos con servicio 24 horas y un chef personal. El dato que demuestra lo selecto de “The Residence” es que se trata de una propiedad privada de Donna Karan, la famosa diseñadora de moda estadounidense.

La buena gastronomía no podía faltar en un hotel de estas características. El “Restaurante Lotus” permite disfrutar de un almuerzo o cena informal, totalmente saludable, con productos frescos y de la zona. En el “Restaurante Terraza” se sirven delicatessen y alternativas más innovadoras que harán las delicias de todo gourmet.

Si deseamos adquirir una villa en este espectacular y único paraje, los precios de venta oscilan entre los 1,5 y los 7 millones de euros. El precio por noche, antes de impuestos, van desde los 310 hasta los 21.000 euros (“The Sanctuary”).

En cualquier caso, este Hotel & Resort se trata de un auténtico oasis, un escondite repleto de auténtico lujo que todo sibarita desearía visitar y disfrutar algún día.

Más información: Parrot Cay Hotel & Resort