Montecristo Nº2 Gran Reserva, puro placer

Montecristo Nº2 Gran Reserva

Si el viejo dicho de “café, copa y puro” es español de pura cepa, nadie duda que los mejores ejemplares del último vienen de La Habana, llegando a dar su nombre al genérico habanos. Montecristo No. 2 Gran Reserva viene a erigirse delicatessen entre los que fuman con placer y los que sólo fuman por puro placer. Procedentes de la cosecha de 2005, esta producción sale al mercado en edición limitada a 5.000 cajas de 15 unidades, toda una exquisitez. No en vano fue galardonada en el XIII Festival del Habano celebrado anualmente en Cuba. Un ejemplar premium y con denominación de origen cuyo sabor es referente entre entendidos y degustadores.

Los cigarros de Montecristo se definen por su carácter fuerte y su aspecto color carmelita oscuro, presentes en todos sus formatos, del nº 1 al nº 5. Pero si hay que destacar uno, es sin duda el nº 2, que ya se ha ganado la mejor reputación en el mercado. El éxito alcanzado en Estados Unidos fue tal que pronto situó a la marca entre las 5 mejores del mundo.

Sus puros son añejados 5 años y elaborados por los maestros de la fábrica H. Upmann, que en los años 40 se convirtieron en los mayores productores de puros del mundo.

Más información: Habanos S.A.