Los Bocados Gourmet más caros del mundo

Los Bocados Gourmet más caros del mundo

Cierto es que en lo gourmet y lo delicatessen hay un cierto encanto ristretto: prudente, elegante y contenido. Pero el placer entiende de exceso, y placer, lujo y gourmet dan a menudo fórmulas verdaderamente exageradas. Casi histriónicas. Así que nos hemos permitido configurar una carta con los Bocados más gourmet, los Top Seven, los más exagerados; o, al menos, los más caros del mundo. Allá vamos.

Setas Matsutake, 1.500 eur/kilo. Caras por raras; aunque históricamente abundantes en el otoño japonés, la proliferación de un insecto puso en peligro su supervivencia. Aquí, de nuevo, delicado es sinónimo del más gourmet de los bocados.

Bagel, a 600 eur/u. El típico bollo americano con forma de donut alcanza la excelencia en la receta de Frank Tujague, chef del Hotel Westin en Nueva York. Su crema de queso de trufa blanca y virutas de gelatina de bayas goji tienen la culpa. Justificable no es, desde luego, sólo en parte entendible teniendo en cuenta que la trufa blanca es el bocado más caro al peso, sólo eclipsado por el caviar (y sólo un poquito).

The Zillion Dollar Frittata, 600 eur la tapa. Tiene formato tapa, tamaño tapa, se sirve como tapa y parece una tapa. Ahí lo tienes: una tapa. Ésta, de revuelto de langosta y caviar de Sevruga. Si el restaurante, Norma, parece dar nombre a un road bar o a una aspirante a actriz de segunda, nada que ver. Es el restaurante de Le Parker Meridien Hotel en New York City. Ahí queda eso (la anécdota y el plato, desde luego).

Pizza Royale 007, 3.183 eur. Esto no sabemos si comentarlo o dejarlo ahí, que tal vez gana en matices. Lo cierto es que la pizza de 12 inchas -como los vinilos LP- aglutina algunos de los ingredientes más caros del mundo: langosta marinada en cognac, caviar al champagne, salmón escocés… ¿Algunos? Nos habría gustado oir que todos…

Melones Yubari, 17.000 eur/ 1 piezas. Os lo podemos contar como queráis, pero no dejarán de ser dos melones. Por aquello de intentarlo, éstos fueron subastados como los mejores de la cosecha del 2008. Una buena añada, sería.

Caviar Almas, 19.000 eur. Caviar iraní extremadamente raro y extremadamente caro. Tanto, que sólo está a la venta en Caviar House & Prunier en Picadilly, Londres, y sólo en una lata de oro 24 kilates, como no podía ser de otra forma.

Trufa italiana Alba Blanca, 121.500 eur. Las verdaderas hadas blancas del bosque seguro tienen forma de trufa: igual de raras y delicadas, caras de ver… y de tocar. Cuenta la leyenda  -via Associate Press- que un inversor inmobiliario de Hong Kong y su esposa llegaron a pagar esta suma, la mayor del mundo, por una de estas hadas gigante. Gigante, en el lenguaje de las hadas blancas, es 1,50 kgs.

No puede ser de otra forma; aquello que engulles como si no hubiera un mañana pierde su nombre francés, su solera, su denominación de origen, para rendir a la gula el tributo debido. A menos que valga una fortuna… eso le baja la líbido a la gula de cualquiera.

Más información: The Most Expensive Journal


Array

Deja tu opinión

* Copia este texto *

* Teclea o pega el texto de arriba*

Es agradable que estos artículos te resulten interesantes

Nuestra misión es la de compartir artículos que nos hagan descubrir el lado “sibarita” de la vida. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estos artículos. Gracias.

×