Lomography lanza una cámara vintage de manivela

Lomography lanza una cámara vintage de manivela

Para los nostálgicos de las películas antiguas, la marca de referencia de cámaras de fotos, Lomography, presenta en estos días su “nuevo” modelo LomoKino, un aparato anacrónico, puesto que se trata de una cámara portátil de 35 milímetros, que se activa a través de una manivela. Indudablemente se trata de un capricho retro para los amantes de este tipo de objetos antiguos y desfasados, pero que todavía siguen funcionando. No cabe duda que esto dará cierto caché a las películas que se graben con esta cámara.

Realmente, Lomography hace una apuesta diferente, por la nostalgia y lo vintage, con su cámara de manivela, que por supuesto nos recuerda los tiempos del cine mudo. La LomoKino viene equipada con un objetivo gran angular de 25mm, con una apertura máxima de f/5.6, y mínima de f/11. La velocidad de obturación es de 1/100. La puesta a punto es posible desde los 60 cm, hasta el infinito. Y para ver estas películas caseras, hay que olvidarse de las nuevas pantallas LCD. Ahora, hay que pasar la película por un accesorio que se llama el LomoKinoscope, insertar la película grabada y visionarla moviendo la manivela. En esta cámara nada es digital, puesto que es como una vuelta a los viejos tiempos del revelado químico.

La LomoKino se puede comprar en el sitio oficial de su fabricante, por un precio accesible de 65 euros, o de 89 euros, en un pack que incluye el LomoKinoscope. También hay diferentes tipos de películas que se le pueden incorporar a la cámara: El Lomography Color Negative 400, el Lomography Color Negative 800 y el Lady Grey Black and White 400. Las películas aportan cada una un tipo de grano diferente a la imagen, que nada tiene que ver con los vídeos lisos que se hacen de manera digital.

Más información: Lomokino by Lomography