La vuelta al mundo en jet privado

La vuelta al mundo en jet privado

Aunque en estos tiempo de galopante crisis económica mundial pueda parecer chocante, la organizadora de viajes de súper lujo Safari Air propone dar la vuelta al mundo, no en globo, sino en jet privado. Dispénseme lector mi comienzo pues una de mis máximas es gozar del lujo sin caer en una vulgaridad amoral, el verdadero lujo estimo que ha de ir acompañado de la ética de la clase a la que se pertenece, o se aspira pertenecer.

Ya en los 80, aquellos yuppies enganchados fifty fifty al Prozac y a la cocaína pusieron de moda los jets privados, razón no les faltaba, en ese inmenso país que son los Estados Unidos, ir de costa a costa en reuniones de 5 directivos en clase business no salía a cuenta ni en tiempo ni en dinero, y como cuestión sine qua non para el buen funcionamiento de cualquier empresa es el ahorro, dicho y hecho, una buena manera de ahorra tiempo y dinero fue el traslado de sus ejecutivos alquilando o comprando jets. Nada le falta a un jet, por descontado los pilotos, difícil levantar el vuelo sin ellos, azafatas y servicio lujo 5 estrellas. Aunque con amplia diversidad en tamaño, la mayoría de decanta por entre 8 y 12 plazas. todo lo que se pueda imaginar lo tendrá en el jet, amplios asientos de cuero que no se ven por las mejores First de las compañías regulares, aseo, ducha, excelente catering, etc. Pues bien, tomando la creme de la creme del elitismo aéreo, Safari Air nos invita a recorrer casi 26.000 millas en uno de sus jet, con paradas por ejemplo en el Cairo, Agra, Guam, Honolulú, Tanzania y Safari incluido. Si se encuentra por el condado de Orange en California, le sobran 21 días y 145.000USD (107.000 euros), no lo dude, enchúfese a Desireless y voyage voyage. La experiencia será inolvidable.

Más información: Safari Air


Array
publicidad

Deja tu opinión