Kiton

En 1933 nace en Nápoles, en el seno de una familia dedicada a la fabricación de tejidos durante cinco generaciones, Ciro Paone. A los 27 años, en 1960, funda en su ciudad natal la empresa CI.PA., un compañía que se dedicará a realizar trajes para caballero. Sus primeras producciones son casi exclusivamente exportadas a mercados extranjeros, principalmente de Europa y especialmente de Alemania.

En 1968 nace la marca Kiton. El origen del nombre Kiton está basado en una túnica de la antigua Grecia usada para las oraciones llamada “chitone“. Durante los siguientes años sale prácticamente de forma diaria un cargamento desde una fábrica que Kiton tiene en Arzano, una localidad cercana a Nápoles. La empresa crece y se transforma en una Sociedad Limitada (SPA).

En la decada de los años 70 Kiton se hace con un renombre en toda europa y ya se considera como una de las marcas mejores de sastrería de Italia. En esos años comienza su expansión hacia el mercado americano.

En el año 1991 Kiton introduce su línea de corbatas. Corbatas que son realizadas siguiendo una técnica tradicional napolitana llamada “siete plieges”. La compañia ya cuenta con 150 empleados.

Producida por completo en la nueva fábrica de Arzano y realizada por completo a mano, la línea femenina de Kiton nace en el año 1995. Un año más tarde Kiton se introduce en la cosmética al lanzar su primera fragancia Kiton Men y, unos meses más tarde Kiton Woman. En 1998 Kiton presenta sus primeras camisas que siguen la filosofía de realizarse siempre a mano y con los mejores materiales.

En los últimos años, y como muchas otras marcas de moda, Kiton ha diversificado su área de negocio. En la actualidad bajo la marca Kiton se pueden encontrar perfumes, zapatos, corbatas, camisas, una línea de ropa “casual” e incluso alguna colección para mujer.

En la actualidad la compañía cuenta con más de 450 empleados y fabrica alrededor de 18.000 trajes al año con un coste aproximado de entre 4.000 y 12.000 euros. Estos pueden ser encargados para hacerse a medida (bespoke) o pueden ser comprados en sus exclusivas tiendas. La mayoría de sus trajes llevan más de 25 horas de trabajo y en ellos intervienen cinco sastres. El traje más famoso de Kiton es el llamado “K-50” que toma 50 horas en su producción y cuesta alrededor de 40.000 euros.

Página Web Kitton