Jacuzzi en París a domicilio

Jacuzzi en París a domicilio

La calidad de vida no sólo responde a la solvencia -aunque estén bien avenidas-; también a la capacidad de búsqueda de la felicidad en cosas pequeñas y otras que, aunque no tan pequeñas, marcan la diferencia. Ésas que convierten ocio en experiencia. Sibaritismo. Hedonismo puro, vaya.

En esta línea, y siempre con el turbo de la sorpresa bien activado, ¿qué nos parece montarnos un jacuzzi exprés en nuestra casa, en un abrir y cerrar de ojos, y con sólo una llamada? Bien, ¿no? Pues desarrollemos. Sólo tienes que vivir en París – este hedonismo es geolocalizado- y llamar o reservar online a Allo Jacuzzi. En la cita fijada, la compañía envía a su equipo técnico, que en 30 minutos instala una verdadera piscina burbujeante en tu salón, tu baño, frente a tu cama, en la terraza… Tú eliges y ellos garantizan la instalación sobre cualquier superficie. Vamos bien.

Tras este mero trámite, sólo conectan tu nuevo jacuzzi de takeaway a una toma de agua, y en una hora -el tiempo que tardas en decidir qué vas a ponerte y tuitearlo 4 veces-, desaparecen por donde han venido sin dejar ni rastro. Bueno sí: tu jacuzzi, una botella de champán francés y el listón algo alto a nivel expectativa si es tu primera vez. ¿Por cuánto tiempo? Tú decides. En cuanto digas, otra media hora y aquí no ha pasado nada. No para ellos, porque para  ti y para entonces, tu mente sólo podrá pensar en burbujas.

Dispuesta en 3 menús experiencia -depende de cómo y con quién quieras vivirla-, por menos de 200 euros tienes tu jacuzzi para 2 durante 24 horas. Diréis que es poco o mucho, pero francamente, sólo dependerá de vuestra capacidad de sorpresa. La idea bien lo vale.

Más información: Allo Jacuzzi




Es agradable que estos artículos te resulten interesantes

Nuestra misión es la de compartir artículos que nos hagan descubrir el lado “sibarita” de la vida. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estos artículos. Gracias.

Powered by WordPress Popup