Hotel Urban, Madrid. Un magnífico Brunch

Hotel Urban, Madrid. Un magnífico Brunch

Aterricé a las puertas del Urban a las 14:00 de un domingo del pasado otoño. Soy Brunchista empedernida y quería probarlo ya que me habían hablado muy bien. Primera buena impresión: Al parar delante de la entrada principal, el portero, un atentísimo hombre de raza negra y buena planta, impecablemente uniformado, me abre la puerta del coche y me pide las llaves para aparcarlo. Interesante detalle.

El Glass Bar, que por la noche se convierte en coctelería y bar de copas de moda, es el lugar elegido para servir el brunch. Situado en la planta baja, es un espacio no muy grande pero cómodo y despejado, con una capacidad para unas 25/30 personas en mesas, y una barra. Su decoración es ecléctica, mezclando una clásica araña marroquí de cuentas de cristal con modernos sillones de plástico transparente, celebrado diseño de Philippe Stark. Haciendo honor a su nombre, dos de sus paredes son grandes ventanales de vidrio que le aportan un extra de luz durante el día; del mismo material son sus mesas. El efecto, en la línea vanguardista de interiorismo en hostelería de lujo.

El menú del brunch consta de una parte fría y otra caliente. La primera se exhibe en la barra a modo de buffet y la segunda es ofrecida por los camareros que van pasando bandejitas en tu propia mesa: Un variado surtido de pequeños y delicados bocados que incluyen huevos cocidos, revueltos, o fritos con bacon. Un delicioso crujiente de cochinillo, risotto, verduras salteadas, y un largo etcétera. Especialmente recomendados sus bocaditos de atún con soja y los riquísimos huevos Benedictine.

Como extras puedes elegir ostras y caviar Imperial Beluga.

Para empezar, una copa de bienvenida: Champagne o cocktail (Bullshot, Bloody Mary, Ponche de leche, etc.) a tu elección. Incluye también zumos, aguas, chocolate caliente, café, y surtido de tés.

A tu disposición las principales cabeceras nacionales con sus respectivos suplementos dominicales, y prensa variada, deportiva y de moda.

El brunch se sirve de 11:00 a 15:00, solamente los domingos, y su precio es de 40 euros (IVA no incl.)

El Hotel Urban está ubicado en la emblemática Carrera de San Jerónimo nº 34, a un paso de los grandes museos madrileños, lo que lo convierte en un lugar perfecto para hacer una parada gastronómica, y reponer fuerzas durante las visitas culturales de fin de semana.

Pertenece a la prestigiosa cadena Derby Hotels, que cuenta con magníficos establecimientos en grandes capitales europeas como Madrid, Barcelona, París y Londres, destacando entre ellos algunos de 5* y 5 GL* como éste del que les he hablado.

Más información: Hotel Urban