Hotel Mandarin Oriental, Tokio

Hotel Mandarin Oriental, Tokio

Tokio no es únicamente la ciudad más poblada del mundo. Es mucho más: historia, tradición y cultura. Pero, es justo relacionar el lujo y la grandiosidad de la capital de Japón con la conocida y prestigiosa cadena hotelera Mandarin Oriental.

El Mandarin Oriental Tokio es un moderno hotel que ofrece el máximo confort a sus huéspedes. Consta de 157 amplias y espaciosas habitaciones y 21 suites (de 90 metros cuadrados; 250 metros cuadrados la Suite Presidencial) repartidas en 38 plantas. Está ubicado en el prestigioso distrito comercial histórico de la ciudad, a tan sólo 2 minutos de La Bolsa de Valores de Tokio y a 5 (en metro) de Ginza, el distrito comercial de las principales grandes firmas. La zona donde se encuentra tiene una antigüedad de 400 años y en su alrededor se pueden encontrar multitud de tiendas centenarias de artesanía japonesa.

Dispone de diez bares y restaurantes por lo que la variedad está totalmente asegurada. El “Bar Mandarin” permite tomar una copa, en un ambiente selecto, disfrutando de música en vivo. En la planta 37, se encuentran dos restaurantes de alta gastronomía que ofrecen cocina de gran calidad acompañadas de unas espléndidas vistas panorámicas. “Rúbrica”, el primero de ellos (especializado en la refinada cocina francesa), ha sido galardonado con una estrella Michelin, mientras que el otro, “Sentidos”, ofrece menús más representativos de la cocina oriental cantonesa. En la planta superior, la número 38, los restaurantes “K’shiki” y “Sushi SORA” sirven platos de cocina asiática (lógicamente no podía faltar la especialidad nipona por excelencia, el exquisito sushi). Completan la oferta un restaurante italiano (de aire más informal, llamado “Ventaglio”) y el “Bar Molecular Tapas”, que cuenta con otra estrella Michelin. Este último, como su nombre indica, se basa en tapas creativas y experimentales que no dejarán indiferente a nadie; imprescindible reservar y visitar.

No podía faltar en un hotel de esta categoría: el SPA, el gimnasio de vanguardia (175 metros cuadrados; donde se realizan también clases de yoga y pilates) y el salón de belleza. Además, dispone de 14 espacios reservados donde, es posible celebrar eventos tan variados como una boda o una convención. El hotel cuenta además, con una pastelería de alta repostería y una boutique con una selección de souvenirs que, sin lugar a dudas, hará las delicias de los más sibaritas.

Más información: Hotel Mandarin Oriental, Tokio