Hotel Hospes Lancaster, un lujo íntimo y elegante

Hotel Hospes Lancaster, un lujo íntimo y elegante

Tras un año de reformas, el hotel Hospes Lancaster está como nuevo. Este pequeño palacio perteneciente al distrito nº VIII de París, es todavía mucho más elegante, lujoso y agradable de lo que ya de por sí lo era antes de los trabajos de remodelación.

El hotel Hospes Lancaster es un pequeño palacio íntimo situado en el corazón del centro de la capital francesa, en el nº 7 de la calle Berri. Este lugar típicamente francés dispone de 43 habitaciones y 14 suites (todas ubicadas alrededor de un patio interior). El hotel permanecía cerrado desde el pasado mes de febrero del año 2011, sometiéndose a unas obras de restauración y modernización. Definitivamente, el hotel vuelve a abrir sus puertas al público, y ha quedado como nuevo. Mezclando elegancia y confort, el equipo de diseño del Hospes Infinite Places, ha hecho de este hotel un espacio depurado, zen, clásico y contemporáneo a la vez.

En su nuevo estilo, el hotel Hospes Lancaster rinde un homenaje a tres personalidades que marcaron la vida del complejo, y lo hace dedicándoles una suite. Se trata de Emile Wolf, el fundador del hotel, del pintor ruso Boris Pastoukhoff, y de Marlene Dietrich. Ésta última hizo del hotel Hospes Lancaster su residencia habitual durante sus estancias en París, allá por los años 30. Por lo tanto, era normal que la actriz internacional tuviera un recuerdo de honor entre las paredes del emblemático palacio para turistas. El jardín interior ofrece una vegetación exuberante, con plantas y flores importadas de los cinco continentes; y un restaurante bautizado con el nombre de La Table du Lancaster. Se trata de un lugar muy especial que sigue dirigido por Michel Troisgros y donde trabaja el reconocido chef Julien Roucheteau.

Más información: Hotel Hospes Lancaster


Array
publicidad

Deja tu opinión