Hotel Cipriani en Venecia

Hotel Cipriani en Venecia

Venecia es la ciudad de los amantes, y que vive a ritmo de su propia reputación. Esta ciudad romántica ostenta un rico patrimonio que puede leerse en su arquitectura, iglesias, palacios y casas con un encanto especial. En el mismo corazón de la ciudad se sitúa el hotel Cipriani, con una suntuosa decoración que domina la plaza de San Marcos, la iglesia de San Giorgio, y las islas vecinas.

Convertido en la sede el casino municipal de invierno, el palacio Vendramin, donde vivió Wagner hasta 1893, está unido al Cipriani a través de los jardines de Cassanova. Elegante y suntuoso, este edificio de una arquitectura imponente, está lejos del bullicio de la ciudad, y por esta razón es ideal para acoger a las grandes celebridades que están de paso por Venecia.

Este maravilloso hotel ofrece una acogida cálida y distinguida a todos sus huéspedes. El hotel cuenta con 79 suites y 104 habitaciones. El hotel ofrece lo mejor, tanto a nivel de la gastronomía como de su confort personalizado. Aquellos visitantes que llegan para pasar una noche romántica, tendrán la posibilidad de disfrutar de momentos exclusivos en la Terraza Fortuny, rodeada de una vegetación exuberante, con unas vistas exclusivas a una fuente antigua. Las notas del piano os acompañarán durante vuestros paseos nocturnos a la luz de la luna.

Este hotel es ideal para el descanso, puesto que ofrece una amplia gama de cuidados de belleza, y bienestar. El spa garantiza a sus clientes intimidad, y ofrece una pantalla con imágenes y sonidos del mar. El Centro de Belleza y de Bienestar Cassanova propone varios tipos de tratamientos y masajes, así como cuidados faciales a base de oro de 24 quilates. Estos cuidados corporales son una auténtica fuente de juventud para aquellos que quieran volver a los 20 años. Una sesión de estos tratamientos de alto standing cuesta unos 300 euros, y es un auténtico lujo que todo el mundo debería probar.

Más información: Hotel Cipriani