Hotel Abama, hotel y villas cinco estrellas – Gran Lujo

El Hotel Abama es uno de los hoteles más lujosos que hay en España y merece ser visitado por un sibarita que desee disfrutar de unos días de sol y tranquilidad. Se encuentra situado en una pequeña población del Sur de Tenerife, en Guía de Isora, frente al mar, sobre una extensión superior a las 160 hectáreas rodeadas de una cuidada vegetación subtropical.

El hotel representa la culminación de uno de los mayores sueños de su artífice, Jesús de Polanco, que siempre estuvo ligado a la mayor isla afortunada del archipiélago canario. Junto a él cobra un gran protagonismo el arquitecto Melvin Villarroel, creador de numerosas obras relacionadas con el equilibrio del hombre y la naturaleza.

En la actualidad, el hotel es gestionado por una de las mayores cadenas hoteleras del mundo, Ritz Carlton, cuyos estándares de lujo y exclusividad coinciden totalmente con el diseño y los servicios que ofrece el hotel.

Entre sus innumerables instalaciones, el mundo del deporte cobra un gran protagonismo:

  • Cuenta con un campo de golf de 18 hoyos construido en altura lo que provoca las delicias de los amantes de este deporte. Es normal moverse por él en buggies.
  • La Academia Sánchez-Casal gestiona todos los servicios relacionados con las pistas de paddle y de tenis, cuya situación, en la parte alta del hotel ofrece unas vistas inmejorables.
  • Completo gimnasio con máquinas muy modernas y diferentes clases de Yoga, Pilates, Spinning y Aerobic.
  • Elegante SPA dotado de una superficie superior a 2.500 m2 donde se pueden disfrutar de diferentes piscinas, con distintos tipos de chorros, jacuzzi, sauna, caldarium, tepidarium, sanarium y baño turco.
  • Gran menú de tratamientos de salud y belleza que son ofrecidos en cuidadas habitaciones ideales para la completa relajación de mente y espíritu.

Pero lo que más sorprende al sibarita es la preciosa playa de arena en forma de pequeña cala que goza de un servicio tremendamente exclusivo. Numerosos camareros atienden tanto el exquisito servicio de hamacas como el bar restaurante situado a pie de playa.

Dada la gran superficie existente en el hotel, los traslados internos son bastante largos y lo normal es llevarlos a cabo en buggies que, constantemente ofrecen sus asientos a los huéspedes del hotel. También es posible alquilar uno privado para gozar de una mayor independencia.

Existen muchos tipos de habitaciones en función de la situación en el hotel, las vistas que ofrecen y los diferentes tamaños. La división más importante es la de las habitaciones situadas en el edificio principal llamado Ciudadela y las que se encuentran en las villas más próximas al mar. Las villas ofrecen un servicio más exclusivo y una zona de piscinas más tranquilas y silenciosas. Sin embargo, todas ellas comparten un nivel decorativo sólo comparable al de los mejores hoteles del mundo. Grandes baños de mármol con ducha separada, tecnología de vanguardia, cómodas camas, menú de almohadas, grandes terrazas con preciosas vistas y un exclusivo servicio convierten el lugar en una joya para los sentidos.

Respecto a la oferta gastronómica, destacan principalmente dos propuestas de gran valor añadido. Un lujoso restaurante liderado por el prestigioso chef Martín Berasategui, poseedor de tres estrellas Michelín y una propuesta oriental, Kabuki, representada por uno de los mejores chefs de cocina japonesa que existen en España, Ricardo Sanz de Castro. Sin embargo, no son los únicos lugares donde se pueden degustar buenos platos. También cuenta con un restaurante italiano, un argentino, uno especializado en arroces (El Mirador) y varios pequeños restaurantes con cartas muy saludables.

El Hotel Abama ofrece grandes sensaciones de bienestar y es el lugar perfecto para llevar a cabo una escapada romántica. Tanto si se quiere disfrutar de sus bellos jardines como descansar en las bonitas piscinas o incluso, liberar tensiones practicando el deporte favorito, debemos tenerlo en cuenta como una de las mejores alternativas al ocio sibarita.

Los precios oscilan, aproximadamente, entre los 300 euros para una habitación doble en temporada baja y los 1.000 euros de las suites en temporada alta.

Colaboración especial: Rincones Secretos

Página Web Hotel Abama

Hotel Abama, vista panorámica Hotel Abama, piscina principal Hotel Abama, vista del resort desde una terraza Hotel Abama, exterior de las Villas Hotel Abama, Restaurante El mirador Hotel Abama, vista del campo de golf Hotel Abama, habitación de una Villa Hotel Abama, interior Suite presidencial Hotel Abama, interior de una Suite Hotel Abama, Restaurante M.B. (Martín Berasategui) Hotel Abama, Restaurante Los Chozos Hotel Abama, Restaurante del Club de golf Hotel Abama, Jacuzzi Hotel Abama, Hamam turco Hotel Abama, cena en la playa