El Neptuno, en Valencia. Hotel urbano frente al mar

El Neptuno, en Valencia. Hotel urbano frente al mar

Situado en el paseo marítimo, en primera línea de la playa de la Malvarrosa, este pequeño hotel se alza a solo unos metros de la Marina Real Juan Carlos I y del circuito de Fórmula 1. Desde algunas habitaciones puede divisarse el emblemático y vanguardista edificio Veles y Vents, construido para albergar las zonas más exclusivas de ocio durante la Copa América.

Rodeado de terrazas, bares de copas, y de excelentes restaurantes típicos de cocina valenciana, especializados en arroces y mariscos, su ubicación lo hace ideal para pasar unos días de playa, teniendo alrededor suficiente oferta como para no necesitar utilizar el coche.

Moderno y confortable, no pertenece a ninguna cadena hotelera. Decoradas con sencillez, sus habitaciones son amplias y luminosas. La Junior Suite es una buena elección a caballo entre la habitación standard y la magnífica Suite que cuenta con terraza privada que incluye un jacuzzi para relajarse al aire libre, algo muy posible durante varios meses al año en virtud de las cálidas temperaturas de esta zona del mediterráneo. El completo kit de amenities está firmado por la elitista marca italiana Etro en el caso de las habitaciones superiores, y la conexión wi-fi a Internet es gratuita.

En el 4º piso se encuentra una terraza-solarium con tumbonas. El hotel proporciona albornoces y zapatillas de rizo desechables a tal fín. Para los amantes del baño en piscina, apuntar que en dicho solarium pueden encontrar una pequeña, pero no cuenta con ninguna de grandes dimensiones, detalle no demasiado importante, considerando que poner un pie fuera del hotel y encontrarse en la arena, es todo uno.

Una buena opción es disfrutar de una comida o cena en su resturante El Tridente, considerado uno de los mejores de la ciudad, que cuenta con varios menús de degustación para elegir, entre ellos uno que va variando y que incluye el arroz del día.

Para una copa, aperitivo, o comer algo en plan más informal, tenemos en la planta baja la agradabilísima terraza Omega, abierta al paseo marítimo; climatizada, y decorada con cómodos sofás. Cuenta con una carta de sandwiches, hamburguesas, ensaladas, etc., que puedes tomar mientras escuchas música ambiental, así como cocktails: Margarita, Caipirinha, Mojito, etc.

Recomendable al hacer la reserva, es pedir una habitación con vistas al mar (según disponibilidad), ya que de no indicarlo, es posible que te adjudiquen directamente otra orientación mucho menos atractiva.

Pequeño y tranquilo, siendo, por su cuidado y elegante interiorismo, un más que correcto 4*, su singularidad reside en su ubicación: Puede considerarse un hotel urbano pues La Malvarrosa es el límite este de Valencia capital, quedando a proximadamente a 10 minutos del centro. Pero también es literalmente un hotel de playa, pues se sitúa a solo unas decenas de metros de la orilla del mar, lo que te permite tener la sensación de estar veraneando, a la vez que, sin verla, estás virtualmente dentro de una gran ciudad.

Más información: Hotel Neptuno Valencia