El chocolate más caro del mundo (y VI): Knipschildt Chocolatier

Knipschildt Chocolatier

¿Qué mejor modo de acabar esta serie dedicada a los chocolates más caros del mundo que hablando del más sublime de todos ellos? El chocolate de la casa Knipschildt Chocolatier.

El hombre que se encuentra detrás de esta chocolatería es Fritz Knipschildt, un danés que fundó en 1999 en South Norwalk (Connectica, EEUU) esta conocida chocolateria de reconocimiento mundial. Todos los chocolates de Knipschildt son realizados de forma artesanal utilizando los ingredientes naturales más selectos y siempre sin ningún tipo de añadido. Dentro de su colección de chocolates, Knipschildt, dispone de la selectísima Madelaine. Una trufa de chocolate que debe ser pedida por adelantado.

La Madelaine es una trufa compuesta de un ganache cremoso y trufado realizado con el chocolate francés de Valrhona mezclado con la crema fresca sin fundir de vainas de vainilla seleccionadas y aceite puro italiano de trufa. Este ganache extravagante, delicioso y único finalmente se rodea con el cacao en polvo más selecto.

El señor Fritz Knipschildt cuenta que el elevado precio de estas trufas es comprensible por el método de fabricación (muy costoso y meticuloso) y los ingredientes utilizados. Cada una de estas trufas Madelaine cuesta 189 euros. O lo que es lo mismo; el kilo de estas Madelaines saldrían a 3700 euros.

Página Web Knipschildt Chocolatier

Página Web tastetv.com: Knipschildt Chocolatier (vídeo)

El chocolate más caro del mundo. Serie completa de artículos.