Eau d’Italie

Eau d\'Italie

La familia de nobles napolitanos Sersale es la dueña de un espléndido palazzo del siglo XVIII reconvertido en hotel cinco estrellas desde 1951: Le Sirenuse. El lujoso hotel situado en la Costa de Amalfi posee una línea de perfumes propia desarrollada por el “nez” Bertrand Duchaufour. Hace pocos años adquirió notoriedad entre los sibaritas olfativos por un perfume llamado Eau d’Italie, el aroma emblemático de Le Sirenuse.

Eau d’Italie recrea el olor de Positano con notas de salida cítricas muy frescas: bergamotas, grosellas negras y un soplo de incienso. Cierro los ojos y me abandono al olor, me sitúa en una terraza soleada sobre el acantilado que forma la ciudad, imposible quitarme las gafas de sol Armani, el sol abraza y pido un cóctel helado, lo bebo a sorbos cortos… el olor es agridulce, lleno de luz y de vida. El mar, siempre el mar a cada lado que miro, me da la paz que necesito. Las flores de las macetas y jardines inundan con su aroma cada esquina, en los balcones hay magnolias, nardos, flores tiernas y fragantes recién abiertas. Las calles, las paredes de las casas, hasta la Catedral se calientan, hace mucho calor en Positano. El perfumista logra esta sensación con un acorde central de arcilla ardiente y un montón de sutiles notas florales gravitando a su alrededor. Es una arreglo sorprendente que cautiva por su originalidad. Mi viaje imaginario termina, como no podía ser de otro modo, en una habitación de Le Sirenuse. Las notas graves de Eau d’Italie hacen honor al carácter relajado de los italianos, a pesar de la lista de materias primas (ámbar, pachuli, miel y almizcle) no se siente denso sino ligero, verde e incluso algo dulce. Nunca pierde la esencia cítrica, pero el almizcle es de una sensualidad latente, la que se descubre en la mirada, los gestos exagerados, las palabras de un idioma que nos resulta familiar, y el encanto de esa especie humana maravillosa nacida en la bota del Mediterráneo.

Eau d’Italie es un agua unisex, fresca y desenfadada. La duración es excelente, otros cítricos sueñan con tantas horas de gloria. El sillage es único, crea una sensación de bienestar que otros perciben y alaban. La encuentro ideal para el verano, siento Positano en la piel… y eso significa mucho.

Puede comprarse el Eau d’Italie de 100 ml. en spray por 80 euros.

Página Web Eau d’Italie