Colección primavera-verano Mujer 2012 de Louis Vuitton

Colección primavera-verano Mujer 2012 de Louis Vuitton

La colección primavera-verano 2012 de Louis Vuitton sorprendió este año por no encarnar más que una dulce y lánguida despedida de más de una década de Marc Jacobs al frente de la dirección creativa. Se cierra un ciclo en la maison y la colección se presenta en sociedad repleta de belleza, pero sin desafíos a forma y siluetas, sin experimentos y sin aventurar tendencias.

Encajes blancos ultrafemeninos con apliques de chifón en tonos pastel -en clara referencia a la fina repostería francesa-, fragilidad y movimiento, elegancia y un cierto acabado rígido muy interesante. La visión de un americano en París, o “simplemente bonito”, como dijo el diseñador a Suzy Menkes. Los accesorios asistían, como actores secundarios, a un despliegue de delicados atuendos que acaparaban toda la atención. Y el monograma emblema de la firma abandonó esa tarde los bolsos dando paso a meras adaptaciones en tonos bicolores a los vestidos de fiesta… Ahora bien, Louis Vuitton no iba a permitir brillar un poco menos o teñirse de una cierta tristeza, ni siquiera simbólica, por la marcha del diseñador. Y pareció hasta celebrarlo -esta vez sí de manera simbólica- a juzgar por el espléndido carrusel tirado por 48 caballos que el equipo creó para cada uno de los looks de pasarela.

Sea como fuere, Jacobs ya tenía a su público emocionado, que espera ansioso comprobar cuáles serán sus próximos pasos. Dior o no, sólo una cosa es segura: serán pasos hacia el éxito.

Más información: Louis Vuitton