Chocolate Pancracio

Chocolate Pancracio

Ya no es necesario ir a Bélgica para saborear el mejor chocolate. Ahora mismo, aquí, muy cerca tenemos un maestro chocolatero, su nombre Pedro Álvarez y su firma, Pancracio.

Si bien la historia de Pancracio es muy reciente su producto sabe a tradición y a esmero. Todo ello gracias a la dedicación y al cariño que pone en todo lo que hace un economista que un día decidió abandonarlo todo para crear un sueño. Un sueño dulce.

Detrás de una dura escuela en Nueva York, en la prestigiosa Bruno Bakery, donde Pedro descubre como sacarle todo el secreto al cacao, se esconde una fórmula de éxito y superación personal que da sus frutos en el 2003 cuando Pancracio nace con una primera y muy escasa producción de turrones y trufas de chocolate cuyos primeros clientes serían familiares y amigos. La alta calidad de estos chocolates junto con un contagioso entusiasmo por parte de Pedro Álvarez traspasa la frontera de la amistad y empieza a ser solicitado por cada vez mas clientes.

El éxito fue rápido e inesperado para esta joven firma de alta chocolatería que ofrece sus delicatessen a pocos pero escogidos puntos de venta. Chocolate de flores y frutos, Turrón de pimienta de Jamaica o las famosas Chocolivas… son algunos de los “sabores” que Pancracio nos invita a degustar, eso sí, si nos lo merecemos.

Página Web Pancracio