Babymoon, lo último en escapadas prenatales de lujo

Babymoon, lo último en escapadas prenatales de lujo

Ser padres hoy es una responsabilidad como pocas. Todo un proyecto de vida. Antes -y los que lo recuerdan aún están vivos- concebir era una suerte de bendición de Dios. “Que vengan todos sanos y con todos los dedos“. Y pese a las complicaciones propias de una medicina menos avanzada, había, en definitiva, menos complicaciones. Nos complicábamos menos, vaya. Hoy, la lista de artilugios, cuidados y consejos pre y post natales es tal, que hay para pensárselo dos veces. Tres, si son pequeñas. Para hacer el proyecto más liviano, el sector del lujo ha ideado una tendencia para futuros padres que invita a los futuros babies a vivir su primera experiencia premium. Ellos no lo recordarán, pero ya son bienvenidos al gran festival del lujo. Babymoon, lo último en escapadas prenatales.

La tendencia dicta relax en pareja, evasión del trasiego prenatal y escapadas a destinos paradisíacos. Los mejores resorts del mundo acomodan en sus spas de lujo a las futuras madres -y sus consortes- ofreciendo atractivos packs de belleza prenatal, masajes y tratamientos exclusivos que convierten la espera en toda una experiencia memorable. O en la última escapada romántica antes de adentrarse en un frenético mundo de biberones, pañales y cantajuegos.

De momento, la tendencia ha echado raíces en su lugar de origen –América– y son muchos los sites que ofrecen un amplio abanico de destinos por todo el continente. Y aunque pronto el sector turístico premium nos hará el favor de importar el concepto y adaptar sus servicios, nos quedamos con la idea. Y la idea es, sin duda, soñar, escapar, relajarse… Y un poquito de romanticismo.

imagen: Simon Ostheimer