Anís del Mono, su 140 aniversario

Anís del Mono, su 140 aniversario

Hablar de Anís del Mono es, sin duda alguna, hablar del anís más famoso de España. José Bosch y su hermano Vicente Bosch fueron los iniciadores de la elaboración del anís que ha dado la vuelta al mundo. En 1870, instalaron la fábrica en Badalona (Barcelona, España) convirtiéndose en la primera empresa de anís de España por su cuidado proceso de elaboración.

Historia poco corriente de un anís nada común: empresa pionera en difundir su marca en el mundo entero; su característica botella, vestida de una etiqueta en forma de rombo, donde un mono mantiene en la mano un pergamino que reza: “Soy el mejor, la ciencia lo dice y yo no miento“; el vanguardismo de su comunicación publicitaria, siendo la primera marca que instaló un luminoso en España; el arte de Ramón Casas para crear el famoso cartel de “La Manola”.

Osborne, que adquiere la empresa en 1975, sigue la receta heredada de sus fundadores y mantiene inalterables sus características esenciales, aportando en el proceso de elaboración la tecnología necesaria para la obtención de un anís de la máxima calidad. Sigue vigente el famoso lema de Vicente Bosch, que afirmaba: la calidad antes que todo y por encima de todo.

Gracias a una política comercial de mayor proyección, se ha ampliado de manera significativa la distribución de la marca tanto en el mercado español como a nivel internacional, en particular en Estados Unidos y en América del Sur.

Anís del Mono ostenta la Certificación Internacional UNE-ISO 9001:2000 Sistema de Gestión de la Calidad que permite garantizar que los productos elaborados cumplen los requisitos y satisfacción del cliente.

El pasado jueves 2 de diciembre de 2010, Anís del Mono conmemoró su 140 aniversario lanzando una botella especial de edición limitada (180.000 unidades).

Más información: Osborne