Álvarez Gómez, tradición y calidad desde 1899

Álvarez Gómez, tradición y calidad desde 1899

Los orígenes de Álvarez Gómez se remontan a 1899, cuando sus fundadores, leoneses acostumbrados al mundo de las esencias y los componentes químicos deciden trasladarse a Madrid, y abrir su primer establecimiento.

En la actualidad, Álvarez Gómez es sinónimo de tradición, distinción, máxima calidad, estilo propio y autenticidad de producto. Así es como avalan a Álvarez Gómez los más de 100 años de éxito empresarial.

Álvarez Gómez se dedica a la fabricación artesanal de preparados cosméticos, elixires y productos de perfumería, poniendo mucho énfasis en una esmerada selección y preocupación por el origen y la calidad de los productos.

Sus colonias son frescas, limpias y naturales, elaboradas con esencias cuidadosamente seleccionadas de plantas, flores y frutos de origen Mediterráneo. De entre estos ingredientes destacan algunos como lavanda, limón, geranio, eucalipto, tomillo o bergamota, que originalmente combinados desembocan en embriagadores perfumes.

De entre todos sus productos destaca el Agua de Colonia Concentrada Álvarez Gómez, con notas de limón, que constituye todo un clásico actual en la perfumería española. Pero tampoco podemos olvidar otras gamas de productos como el Agua de Colonia para niños, el Agua Fresca de Flores o las gamas de Balneario Aguavital o Balneario Aguacalma.

Actualmente podemos disfrutar de todos sus productos en Madrid, en su tienda más famosa, situada en el número 14 de la selecta calle Serrano.

Página Web Álvarez Gómez