Accesorios para un look de élite

Accesorios para un look de élite

El estilo no es cuestión de precio, sino de actitud. También es cierto que determinadas actitudes lucen más con un buen presupuesto que otorgue mayor poder de elección. Sin embargo, es bien sabido que no todas las grandes fortunas disfrutan de un estilo envidiable, y los anales de la moda están repletos de casos de exceso, extravagancia y falta de saber vestir y estar. Pero esto no pretende ser una guía de estilo que suplante las tareas de todo un personal shopper, sólo algunos consejillos para sacar partido a nuestro look hasta alcanzar un look de élite sin un presupuesto millonario.

Elegancia es igual a sobriedad y equilibrio. Más, muchas veces, es menos, por lo que no se trata de superponer prendas y accesorios de marcas de altura. Muy a menudo, el estilo y la elegancia residen en los pequeños detalles. Apuesta pues por centrar la atención en un solo punto: alguna de las prendas o, idealmente, un accesorio estrella.

Si nuestro plato fuerte va a ser una prenda vistosa -estampados, colores vivos, prints o siluetas extravagantes- mejor renunciar a accesorios llamativos o a sobrecargar con ellos. Pero si en cambio, nuestra apuesta son los accesorios, nos podremos permitir lucir un look más casual -determinadas joyas lucen exquisitas sobre un simple pantalón vaquero-, más minimal -ver los total look de Calvin Klein-, e incluso menos exclusivos.

Las ventajas de los accesorios son muchas: son más atermporales, hay más amplia gama a precios más asequibles, amplían las posibilidades de combinación y son más sutiles, por lo que es más difícil no acertar. Y en cuanto a la apuesta, no hay que ser un visionario; basta con seguir las publicaciones de moda más punteras y que más casen con nuestra edad, hábitos de consumo y frecuencia de uso. Temporada a temporada, publican sendos listados de accesorios it (o de absoluta tendencia) para ir a la última. A partir de ahí, todo depende del presupuesto que queramos destinar, siempre sin volvernos locos.

Para los bolsillos menos pudientes, basta con invertir en uno de entre los grandes; éste perdurará temporada a temporada hasta formar parte de todo un fondo de armario. Y como la moda es cíclica, siempre volverán a estar en boga. Y para los más sibaritas, todo reside en la buena elección, no hay nada peor que convertirse en un escaparate de accesorios de temporada que acaban despersonalizando a quien los luce.

Este año, no os perdáis: los zapatos de Prada, Chloé o Dries Van Noten, las joyas de Aristocrazy, los bolsos de Fendi, los collares estilo babero de Proenza Schouler, los amuletos de Balmain, y por supuesto, los complementos de Chanel, desde sus pasadores de pelo hasta sus broches y brazaletes, sin olvidar sus bolsos que se convierten en eternos.